Desde el han vuelto a salir al paso de los problemas del transporte sanitario en la provincia de Guadalajara, denunciando las graves deficiencias del servicio y exigiendo a Page medidas inmediatas que pongan fin a una situación que es “insostenible. Es de juzgado de guardia”.

En esta ocasión, ha sido la senadora la que ha puesto sobre la mesa las ‘penosas’ situaciones que se suman al ‘caos’, concretamente en lo que afecta al dispositivo de transporte sanitario destinado en Azuqueca. En este sentido, ha señalado que ya va para tres meses que los trabajadores del equipo de y de Emergencias no disponen de un lugar adecuado donde instalarse. Según ha recordado Valdenebro, primero fueron desalojados del piso donde vivían “por impago por parte de la empresa adjudicataria del transporte sanitario”, de allí fueron a un hotel en el que han permanecido más de dos meses, “hasta que les realojaron en un local inhóspito y lleno de humedades del que han tenido que salir para volver al hotel”.

Además del malestar lógico de los empleados, la senadora del PP asegura que la situación es totalmente insostenible y vergonzosa, y responsabiliza de ello al jefe del Ejecutivo regional. “Page sigue poniendo en riesgo la salud de los pueblos del Corredor, todos los que dependemos del buen funcionamiento de la sanidad en Azuqueca. Si ocurre alguna desgracia, él no podrá seguir mirando para otro lado”, apunta Valdenebro, que también es concejala en el Ayuntamiento de Villanueva de la Torre, uno de los pueblos que tienen en Azuqueca su centro sanitario de referencia.

“La situación se hace insostenible, tanto para los trabajadores como para los usuarios”, asegura la senadora popular, que reclama a Page medidas inmediatas para paliar la situación, con la dotación en Azuqueca de una base digna y estable de transporte sanitario que todas las garantías.

Valdenebro ha recordado también el pésimo estado de la flota de vehículos con los que se está prestando el servicio de transporte sanitario en la provincia de Guadalajara, muchos de los cuales no reúnen los requisitos mínimos –algunos ni siquiera han superado la ITV- y están en unas condiciones indignas para los pacientes, con goteras, sin calefacción, algunas no cuentan con rampa para las sillas de ruedas, ni los anclajes pertinentes, y a otras el faltan las conexiones para el oxígeno, las bolsas de triaje, etc.

“En estas lamentables condiciones “los pacientes tienen que hacer ‘turismo sanitario por la Región, o aguantar cinco horas para llegar a la consulta en viajes programados”, lamenta Valdenebro, asegurando que “hace falta mucha dosis de inhumanidad para conocer esta situación, y permitirla”.

“La adjudicación de la contrata del transporte sanitario se hizo de forma irregular, y el sabe que la empresa no cumple las condiciones laborales ni sanitarias, por lo que tiene que poner fin a este despropósito”, señala la senadora.