“Un Plan General de Ordenación Municipal (POM) debe servir para propiciar un desarrollo ordenado y eficaz, afectando a aspectos muy importantes que identifican el modelo de municipio y definen el modo de vida de sus habitantes. Por eso, es necesario revisar posibles errores para evitar cometerlos de nuevo y garantizar que el es una herramienta eficiente de futuro”.

Así lo entienden los concejales del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Yunquera que, ante la elaboración de un nuevo POM en la localidad, piden como paso previo la creación de una Comisión Informativa Especial para estudiar la situación del anterior programa de desarrollo urbanístico, un plan en cuya redacción se gastaron 71.840 euros, aunque no se puso en marcha.

En este sentido, el Grupo Popular defenderá en el próximo Pleno una moción para que una Comisión Especial se ocupe de estudiar los detalles y situación de aquel Plan, al que los vecinos presentaron 132 alegaciones que nunca tuvieron respuesta por parte del Equipo de Gobierno socialista.

Los populares piden transparencia y que no se pongan trabas a esa Comisión, dotándola de los medios técnicos y materiales municipales necesarios y que se facilite el acceso completo a la documentación requerida y la realización de las copias que se precisen. Además, desde el PP se propone mantener informados de todo ello a las personas o entidades que en su día hicieron alegaciones al POM, así como posponer la redacción de un nuevo Plan de Urbanismo hasta conocer los resultados y conclusiones del estudio de la Comisión Informativa.

Entre los argumentos de su propuesta, el PP destaca que un Plan General de Ordenación Municipal es un instrumento básico de ordenación integral del término municipal de cualquier localidad, a través del cual se clasifica el suelo, afectando a cuestiones como la protección del medio ambiente, la conservación del patrimonio, la renovación de espacios urbanos, el equilibrio de dotaciones y equipamientos, define los usos y niveles de edificación, etc; de forma que el POM determina el régimen aplicable a cada clase de suelo y definen los elementos fundamentales del sistema de equipamientos para los próximos 12 años.

Sin embargo, según los populares, el Plan aprobado para Yunquera basaba su previsión de crecimiento en 30 años. “El POM anterior nació con polémica y fue muriendo poco a poco. Sus primeras previsiones de crecimiento eran estratosféricas, ya que preveía que la población iba a crecer hasta los 17.000 habitantes en 30 años; esas previsiones se tuvieron que modificar ya en la pasada legislatura”, apuntan desde el PP, recordando que entre las consecuencias de aquello, los vecinos han soportado un fuerte incremento del IBI que se produjo con la recalificación de terrenos rústicos, que pasaron a ser urbanos pero que nunca se construyeron, de manera que una parcela que en el año 2000 pagaba un impuesto de 56,24 euros, en 2014 pasó a pagar 1.417,06 euros.

En cualquier caso, y con el fin de no repetir errores y duplicar gastos, el Grupo Popular propone la creación de una Comisión Especial que estudie la situación, y permita definir con transparencia las pautas para el futuro desarrollo urbanístico de Yunquera.