El presidente de Castilla-La Mancha, , ha anunciado la recuperación de las ayudas a la adquisición de equipamiento en bibliotecas públicas y la puesta en marcha de planes locales de fomento a la lectura, que fueron suprimidas durante la legislatura 2011-2015.

Así lo ha adelantado el jefe del Gobierno regional durante la presentación del libro ‘Juan Guas, arquitecto’, obra del escritor, estudioso de la historia del Corredor del Henares y también arquitecto ; un acto que se ha celebrado en el Palacio de los Duques del Infantado de Guadalajara y en el que también han participado, entre otros, el consejero de Educación, y Deportes, Ángel Felpeto; la consejera de Economía, Empresas y Empleo, ; el portavoz del Gobierno regional, ; y el delegado de la Junta en la provincia, .

Tal y como ha detallado el presidente del Ejecutivo castellano-manchego, estas ayudas se suman a las correspondientes a la contratación de bibliotecarios municipales, que fueron igualmente recuperadas en 2016, y a las de mantenimiento del fondo documental, que ya se encuentran en fase de resolución.

De esta manera, tal y como ha explicado García-Page, se completa el rescate de todos los incentivos de apoyo a las bibliotecas y al fomento de la lectura que fueron suprimidos durante los cuatro años de mandato del Ejecutivo del Partido Popular.

Celebración del 40 aniversario de la Constitución Española

El presidente de Castilla-La Mancha ha defendido asimismo el uso del español y su promoción como seña de identidad dentro y fuera de nuestras fronteras y ha rechazado su uso como “arma arrojadiza” por parte del independentismo catalán.

En este punto y, coincidiendo con la celebración del Día del Libro, fecha en la que se conmemora la muerte de Miguel de Cervantes, ha recordado el carácter inclusivo de su obra maestra, ‘El Quijote’, cuya segunda parte se circunscribe a Cataluña. “Hoy reivindicamos el idioma, el español, a Cervantes, con su obra magna en nuestra tierra, en La Mancha”, ha ensalzado el presidente regional, para quien “es increíble que haya en España gente que quiera considerar a Cervantes un extranjero”.

En esta línea, el presidente de Castilla-La Mancha se ha referido a la Constitución de 1978 como uno de los principales elementos cohesionadores de la España de nuestros días, tras 40 años de dictadura, y ha adelantado que nuestra región celebrará el 40º aniversario de la Constitución Española con un amplio programa de actos.

Entre estos, ha adelantado García-Page, se incluye la proyección audiovisual de espectáculos, entre cuyos escenarios se encuentra la fachada del Palacio del Infantado de Guadalajara, que también servirá de punto de encuentro “para hablar abiertamente de la Constitución”.

Del mismo modo, ha anunciado que, antes de que termine la actual legislatura, el mismo Palacio del Infantado se convertirá en la sede de una importante institución de carácter regional dentro de una red, actualmente en fase de diseño, que servirá para vertebrar la organización de la cultura en toda Castila-La Mancha; un “recipiente” donde se coordinen la creación y difusión de las artes, el cine, la música y el teatro, entre otros, para toda la comunidad autónoma.

Hábito de lectura permanente

Por último, el presidente de Castilla-La Mancha se ha mostrado partidario de mantener una postura combativa a favor de que “los niños lean literatura” y que tengan hábitos de lectura permanente, una vez superados los problemas de alfabetización de la población de décadas atrás.

“No hay pretextos para no leer”, ha señalado García-Page, quien ha hecho un llamamiento para que tanto el sistema educativo como la ciudadanía en general “nos comprometamos a inocular el virus de la lectura”, sea en papel o en formato digital.