El anuncio ha sido materializado de manera conjunta por los consejeros Bienestar Social y Sanidad, y , respectivamente, junto al delegado de la Junta en Guadalajara, , con la firma del documento que da traslado de la titularidad de una a otra consejería, y que posibilitará el futuro comienzo de las obras.

En la actualidad, el edificio se ha tenido que traspasar de Sanidad da Bienestar Social para poder realizar una residencia sobre un terreno de unos 6.000 metros cuadrados; se aprovechará el edificio actual y se levantará un módulo.

La residencia de Los Olmos es un edificio antiguo que precisamente este año cumple 44 años, con una estructura vertical que supone una “carga extra” para los trabajadores y dificulta también la atención a los residente, de ahí que, según Rojo, desde la Junta se haya decidido su traslado a un emplazamiento que se prevé “más funcional y accesible”, y que dispondrá también de una amplia zona ajardinada.

“Hoy damos el pistoletazo de salida y la previsión es que en un mes esté el proyecto de construcción de la nueva residencia, una estancia que consideramos relevante para los mayores, que dispondrán de unas condiciones mejores”, y el objetivo es que las obras puedan estar terminadas para el 2020, ha añadido el delegado.

Según sus propias palabras, será un edificio “moderno y más funcional”, y ha hecho especial hincapié en que tanto el Servicio de Instancias Diurnas, que actualmente tiene 21 usuarios, como el del Centro de Mayores, que cuenta por su parte con unos 3000 socios, se mantendrán en las actuales dependencias de la Avenida de Castilla, donde también prevista una reforma integral de la planta baja.

Por su parte, la consejera de Bienestar Social ha elogiado este acto de cesión de los terrenos porque “queremos una residencia que sea renovadora, accesible y adaptada a las necesidades de las personas mayores del presente y del futuro”.

Para ello, ha precisado que desde la Junta trabajan en base a un modelo que se centre en la atención a la persona, con unas ochenta plazas diferenciadas en “unidades de convivencia” de unas veinte plazas cada una, todas ellas para personas dependientes.

El anteproyecto de la residencia de la Merced se quiere presentar en este mismo trimestre, un proyecto que ejecuta el mismo equipo de arquitectos que ejecutó el Complejo de La Merced. Una vez que el proyecto esté aprobado se licitarán las obras, lo que tal y como ha precisado Sánchez está previsto para este mismo año.

De momento, lo que hay dispuesto es el presupuesto del proyecto de obra, algo más de 171.000 euros, sin querer aventurarse la consejera a hablar de un coste final aún, aunque si cree que para el 2020 podría estar todo; en todo caso, “la construcción de esta residencia es un compromiso de este gobierno”, ha puntualizado.

Para el consejero de Sanidad, con esta obra los mayores dispondrán de un lugar “más moderno y nuevo”.

No se descarta tampoco que el futuro espacio de La Merced para esta residencia se amplíe en un futuro si se precisase porque hay terreno suficiente en el complejo para futuros módulos residenciales.