La portavoz del PSOE en la Diputación de Guadalajara, , ha asegurado que “es una canallada lo que está haciendo el con las personas dependientes” al retener el pago de las ayudas que les corresponden por derecho. El Grupo Socialista presentará mañana una moción para su debate en el pleno de la Corporación expresando su adhesión a la Plataforma por la Ley de en Castilla-La Mancha y el rechazo a la actitud de la Junta de Comunidades. Un texto similar se presentará también en el Ayuntamiento de Guadalajara y en otros consistorios de la provincia.

“Esperamos que y no sean cómplices de esa canallada de su jefa y, al menos por una vez, se pongan al lado del débil. Porque lo que los dependientes de la región están pidiendo es muy sencillo: que se respeten los derechos que les otorga la ley, aprobada por todos los grupos políticos en las Cortes Generales; que Cospedal deje de jugar con ellos, que deje de maltratarlos, que deje de insultarlos, que pague las ayudas a las que tienen derecho en el plazo establecido, que no retenga el dinero que transfiere el Estado y luego lo maneje arbitrariamente, a su antojo, dando la orden de pago cuando cree que favorece a sus intereses políticos”, ha agregado la portavoz socialista.

El pasado mes de agosto, el Gobierno de Cospedal recibió más de 22 millones de euros del Estado para pagar la Ley de la Dependencia. Tales fondos son finalistas y no se pueden destinar a ningún otro asunto. Sin embargo, en vez de trasladarlo a sus destinatarios, Cospedal retuvo el dinero y acumuló un retraso de tres meses en unos pagos que son vitales para miles de personas de la región. Concretamente, en Guadalajara son más de 7.000 las familias afectadas.

“Estas ayudas son imprescindibles para que esas personas y sus familiares tengan unas condiciones de vida dignas, para que puedan acceder a terapias, a cuidados indispensables para sobrellevar sus enfermedades y sus discapacidades. No se puede jugar con ellos por intereses políticos como está haciendo Cospedal”, ha afirmado Pérez León.

Después de tres meses de espera, el Gobierno regional ha abierto la mano para librar dos de los pagos pendientes. Curiosamente, el primer pago se produce la víspera de una manifestación y el segundo dos días antes de la comparecencia que Cospedal tiene hoy ante el Pleno de las Cortes Regionales para explicar sus maniobras. Estos dos pagos demuestran lo que venía denunciando el PSOE: que el Gobierno regional tiene dinero para pagar, y que no lo hace por una decisión exclusivamente política.

“¿Cuándo va a volver a pagar esas ayudas? ¿Cuando a ella se le antoje, cuando crea que más le conviene a sus intereses políticos? No es de recibo que quienes tienen reconocido por ley el derecho a recibir estas ayudas, imprescindibles para cuidar de sus seres más queridos, no sepan cuándo van a pagarles porque eso depende del capricho de Cospedal?”, se ha preguntado la portavoz socialista.

Las mociones presentadas por el PSOE reclaman que el Gobierno regional pague los atrasos de la Ley de Dependencia, “y que no se vuelva a repetir este juego perverso de maltrato a las personas dependientes”. Además, piden que vuelvan a cumplirse otros aspectos de la ley evitando demoras en el ingreso de personas dependientes en residencias y en la integración de los solicitantes en el Sistema de Dependencia, que se están produciendo pese a tener toda la documentación en regla y haber superado en muchos casos los plazos establecidos.

También reivindican el mantenimiento de todas aquellas líneas de actuación de las que dependen los programas de servicios sociales y a la dependencia, tales como el a Domicilio, el Servicio de o los programas de Envejecimiento activo para nuestros mayores.

Por su parte, la portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Guadalajara, , ha recordado que “Castilla-La Mancha ha pasado de ser la comunidad que mejor aplicaba la Ley de Dependencia en toda España con el , a dejar completamente desamparados a los dependientes de nuestra región y sus cuidadores con el Gobierno de Cospedal”.

Valerio ha indicado que, con estas medidas, la agenda oculta del PP ha dejado de serlo. “Cospedal ya se ha quitado la careta y ha puesto encima de la mesa una política de recortes para dar al traste con los derechos sociales. Castilla-La Mancha está siendo utilizada como banco de pruebas”.

Según la portavoz socialista, “en apenas cien días Cospedal puede colgarse la medalla de haber puesto en pie de guerra a los profesores, a los farmacéuticos, a las viudas, y las personas dependientes de toda la región”. En el caso de Guadalajara, la lista se completa con decisiones como la paralización del nuevo Hospital y el campus o del arreglo de la calle de Francisco Aritio. “Nadie en tan poco tiempo ha sido capaz de hacer tanto daño a nuestro sistema público de sanidad, educación y protección social. No sabemos si estará orgullosa de este logro”, ha sentenciado.

Deuda de Castilla-La Mancha

También se ha referido a la rebaja de la calificación de la deuda de Castilla-La Mancha para señalar que es la consecuencia directa de los continuos mensajes lanzados desde el PP para generar dudas sobre la situación económica de la región. “De aquellos polvos, estos lodos. Hay que recordar que un consejero de Cospedal llegó a decir que Castilla-La Mancha era la Grecia de España”.