Según ha explicado el portavoz socialista, , la reducción de esta cantidad se debe “fundamentalmente a que la Diputación ha reducido el dinero destinado a este fin al tiempo que aumentaba el número de beneficiarios”, ha informado el PSOE en una nota de prensa.

Esta línea de subvenciones se implantó por vez primera en el año 2008, con una partida de 140.000 euros y limitada a los núcleos de población con menos de 250 habitantes. Progresivamente se ha ido extendiendo hasta los que tienen menos de 500 habitantes, de manera que el número de ayudas concedidas en 2016 había aumentado en más de un 25 por ciento en relación a 2014, ha explicado García, que ha apuntado que “sin embargo, la partida presupuestaria correspondiente ha disminuido. De hecho, para este año solo se han consignado 130.000 euros, es decir, menos que hace 10 años”.

“Creemos que estas ayudas son más necesarias que nunca, puesto que las condiciones en las que trabajan los comerciantes y hosteleros en el medio rural son cada vez más difíciles, pero su presencia en los pueblos más pequeños sigue siendo imprescindible para contribuir a fijar población”, ha asegurado García.

Por eso, el PSOE pedirá que amplíe el crédito presupuestario previsto para este año en al menos 50.000 euros, que “podrían obtenerse del fondo de contingencia”. “La moción también reclama que se estudie un nuevo baremo para priorizar en la obtención de ayudas las actividades que cuenten con condiciones más desfavorables: por tener menos población o por su situación geográfica”, ha resaltado el portavoz.