El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Guadalajara ha desvelado que el Palacio del Infantado tiene una Inspección Técnica de Edificios (ITE) favorable, presentada por el como propietario del inmueble y rubricada por el Ayuntamiento de Guadalajara en octubre de 2017, seis meses antes de que el Ministerio ordenase el cierre indefinido del edificio por un problema de aluminosis en su estructura. En el momento de firmarse dicha ITE favorable, hacía varios meses que la aluminosis había sido detectada en una zona del edificio y, sin embargo, ahora se ha cerrado sin que todavía se conozca el alcance real de esta patología arquitectónica en el conjunto del Palacio.

El portavoz municipal socialista, , ha informado de esta circunstancia al dar a conocer la moción que el PSOE llevará al próximo pleno municipal, en la que propone que el Ayuntamiento de Guadalajara exija al actuaciones urgentes de diagnóstico, proyecto y ejecución de obras para que el Palacio del Infantado pueda volver a abrirse lo antes posible. La moción también pide al Gobierno transparencia y un cronograma con los plazos para cumplir cada una de esas fases y la dotación presupuestaria de los créditos necesarios para hacer posible la reapertura del edificio en el plazo lo más breve posible. “Porque no puede ser que haya dinero para hacerle un pisito al duque dentro del Palacio del Infantado, por cerca de 500.000 euros, y no haya dinero para hacer las obras estructurales que requieren las patologías que tiene el edificio como consecuencia de la aluminosis”, ha enfatizado Jiménez.

Al alcalde de Guadalajara, , a quien ha reprochado que “esté mudo desde que el hizo cerrar el edificio”, le ha pedido que defienda al Palacio del Infantado y exija públicamente al Gobierno que lo abra con celeridad. “No puede ser que el alcalde venga a hacerse fotos, diciendo que quería la declaración del Infantado como Patrimonio de la Humanidad y hoy no esté defendiéndolo y exigiendo que debería estar abierto”, ha dicho Jiménez, y ha añadido que “el alcalde podía haber paralizado la obra en la que se detectó la aluminosis, porque podía hacerlo con los técnicos municipales, pero miró para otro lado y hoy, en lugar de ser el principal activo que deberíamos tener en la defensa del edificio, es la principal rémora para que el Infantado se abra”.

De la ITE favorable al cierre en seis meses: pasividad, incompetencia y vergüenza

Daniel Jiménez ha lamentado que el Palacio del Infantado esté cerrado desde el 3 de mayo a los turistas, a los vecinos de Guadalajara y a la cultura, lo que provoca que “en el Día de los Museos, el de Guadalajara vaya a ser el único cerrado de toda España, y que el Maratón de los Cuentos no vaya a celebrarse este año en el Palacio del Infantado” por culpa de “la pasividad del alcalde, la incompetencia del Gobierno de España y la despreocupación de ambos por el monumento más emblemático de nuestra ciudad”.

El portavoz municipal del PSOE ha calificado de “auténtica vergüenza” el haber llegado a esta situación, tras recordar el relato de los hechos que han llevado al cierre del Palacio del Infantado: en 2013, el Ayuntamiento de Guadalajara hizo una relación de inmuebles que debían pasar la ITE y el primero era el Palacio del Infantado; en junio de 2016, tres años después, el Gobierno de España, propietario del edificio, presenta un informe de ITE negativo que obliga a realizar obras para cumplir la legalidad y garantizar la seguridad del Palacio; en julio de 2016, las obras fueron anunciadas por el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, , el primer teniente de alcalde de Guadalajara, , y la presidenta del , ; el Ministerio pide licencia de obra mayor al Ayuntamiento, que es concedida, para hacer obras de reparación de todas las deficiencias y patologías del edificio, y empieza a ejecutarlas en marzo de 2017; finalmente, en octubre de 2017, el Ministerio presenta al Ayuntamiento un informe de ITE favorable, que viene a certificar que el Palacio del Infantado estaba en las debidas condiciones de seguridad y utilización para los fines que tiene, turísticos y culturales.

“¿Cómo es posible que un edificio que hace seis meses cumplía según sus propietarios y el Ayuntamiento de Guadalajara todos los requisitos legales de seguridad estructurales, seis meses después se cierre nada más y nada menos que por peligro de derrumbe, que puede ocurrir en cualquier momento según pone en el informe del Ministerio de Educación?”, ha preguntado Jiménez. El portavoz socialista ha precisado a continuación que en la ejecución de las obras, ya en junio de 2017, se detectó aluminosis en las viguetas de la galería que da a los Jardines del Infantado. “En ese momento deberían haberse suspendido las obras, porque los problemas no eran los inicialmente previstos, pero decidieron continuar y tapar lo que ya sabían que no estaba bien”, ha afirmado.

“Lo peor es que casi un año después de detectarse un foco de aluminosis, siguen sin realizarse las calas necesarias por todo el edificio para comprobar el alcance real de este daño estructural, cuando este tipo de exámenes requieren de un tiempo muy breve”, ha criticado Jiménez, quien ha avanzado que “desde el Grupo Socialista nos rebelamos contra esta situación y vamos a seguir insistiendo con los diferentes movimientos sociales de la ciudad para que el Palacio del Infantado vuelva a estar abierto y a ser el principal foco de la cultura de Guadalajara”.