El Grupo Socialista en el llevará al próximo pleno municipal una moción en la que propone la realización de una serie de medidas “concretas, realistas y asumibles por los presupuestos municipal y del ”, con las que lograría reducirse de forma acusada la intensidad del tráfico de vehículos en el nudo de Cuatro Caminos y garantizar de manera inmediata una mayor seguridad para los peatones.

El portavoz del Grupo Socialista, , ha fundamentado la necesidad de adoptar medidas en los datos de utilización y de accidentalidad de este nudo vial de Guadalajara: cada día cruzan Cuatro Caminos en torno a 4.600 peatones, muchos de ellos vulnerables por tratarse de alumnos de dos colegios y personas mayores o con problemas de salud que acuden al hospital; miles de peatones que circulan al mismo nivel que más de 42.000 vehículos diarios (20.000 saliendo de Guadalajara a la carretera N-320 y unos 22.000 en sentido contrario para entrar en Guadalajara o incorporarse a la A-2).

Una zona en la que, en los últimos tres años, se han registrado más de 80 accidentes. En los últimos años se han producido 10 atropellos, dos de ellos con resultado de muerte para el peatón, lo que convierte el nudo de Cuatro Caminos en “la zona más peligrosa y el mayor punto negro de Guadalajara”, ha señalado, añadiendo que “todos los atropellos se han producido en pasos de peatones”.

“A la vista de estos datos, la conclusión es que lo realizado hasta ahora en la zona para garantizar la fluidez del tráfico y la seguridad de los peatones es insuficiente y que el volumen de vehículos y viandantes diarios en Cuatro Caminos aconsejan la adopción de medidas realistas y muy concretas”, ha afirmado el portavoz socialista, recordando que las dos administraciones competentes para llevarlas a cabo son de Fomento, como titular de la vía, y el Ayuntamiento de Guadalajara, como responsable de la movilidad en toda la zona.

Reducir la intensidad del tráfico

La moción que el Grupo Socialista presentará al pleno municipal propondrá medidas con dos objetivos, el primero de ellos reducir la intensidad del tráfico de vehículos en Cuatro Caminos. Para ello, pedirá que el Ayuntamiento abra acceso al hospital y al colegio Diocesano desde la glorieta de la vía de servicio de la A-2 que da acceso a las pistas de atletismo de la Fuente de la Niña y a la piscina . “Una actuación que aliviaría una gran parte del tráfico que ahora llega al cruce de Cuatro Caminos y que al Ayuntamiento le supondría una inversión de unos 200.000 euros”, ha subrayado.

Otra medida propuesta por el PSOE, “y ésta con coste cero para las arcas municipales”, ha precisado, es abrir al tráfico los viarios que están hechos entre el SP-12 y la autovía A-2 a la altura del cuartel del GEO y del nuevo edificio de Justicia, así como resolver la incorporación desde la zona comercial del Ferial Plaza a la N-320 con un carril de aceleración y plantear al Ministerio de Fomento una conexión desde la N-320 a la altura del Casino hasta la vía de servicio de la A-2 en la glorieta de acceso a las pistas de atletismo.

Garantizar la seguridad de los peatones de forma prioritaria

El segundo bloque de medidas propuestas por el Grupo Socialista va dirigido a garantizar la seguridad de los peatones en la zona de Cuatro Caminos, “un objetivo al que debe darse la máxima prioridad”, ha recalcado Jiménez. Para conseguirlo, el PSOE propone la creación de un paso peatonal subterráneo “bien iluminado, con cámaras de seguridad y con un buen mantenimiento”, que comunique desde la calle con la calle Donantes de Sangre.

También plantea el Grupo Socialista una pasarela peatonal o un paso subterráneo que comunique la calle Donantes de Sangre con la calle San Agustín y con la glorieta de acceso a la zona comercial y que haya presencia de la policía local en la entrada y salida de los centros educativos situados en la zona.

Acciones incluidas en el Plan de Movilidad que el equipo de Román no está cumpliendo

Dentro de las medidas para garantizar la seguridad de los peatones, el Grupo Socialista va a pedir que se lleven a cabo con carácter urgente varias actuaciones incluidas en el Plan de Movilidad (PMUS) de Guadalajara, vigente de 2015 a 2023, que, tal como ha denunciado Jiménez, “hasta el momento el equipo de Gobierno de no está cumpliendo”.

Dichas medidas, que el equipo de Gobierno no ha cumplido y el PSOE considera urgentes, son la instalación en todos los pasos de peatones, y no solo algunos de ellos como ocurre ahora, de: bandas reductoras de velocidad, captafaros, señalización vertical luminosa y señales de preaviso de paso de peatones para los conductores. También pide el Grupo Socialista con carácter urgente la instalación de bandas transversales de alerta y reducción de velocidad para vehículos en la calle San Agustín, medida que también está recogida en el PMUS y tampoco se ha llevado a cabo.

“La carta de la concejala de Tráfico al director del colegio Diocesano debería tener consecuencias políticas”

Daniel Jiménez se ha referido también a la carta con que la concejala de Tráfico respondió a la petición del director del colegio Diocesano para que se adoptaran medidas de seguridad para los peatones en la zona, y que ha tenido una amplia difusión en medios de comunicación y redes sociales tras el atropello mortal de una alumna del centro.

Jiménez ha recordado que “la petición del director del Diocesano entró en el Ayuntamiento el 1 de febrero de 2016 y la concejala de Tráfico le respondió el 16 de agosto y la carta no salió del Consistorio hasta el 1 de octubre, es decir, que la concejala necesitó nada menos que ocho meses para acabar afirmando, en apenas ocho líneas, que no se podía hacer nada, porque todo lo que se haga para proteger a los peatones iría en perjuicio de la fluidez del tráfico”.

“Esto, en un Gobierno municipal normal, debería tener consecuencias políticas inmediatas, pero en el equipo de Román no las tiene, y nosotros, como Grupo Municipal Socialista, nos quedamos perplejos ante un funcionamiento tan anormal en algo tan importante como es garantizar la seguridad de los peatones en esta zona”, ha afirmado Jiménez, resaltando que “de hecho, la concejala obviaba en esa respuesta que sí había medidas que debían tomarse y estaban recogidas en el Plan de Movilidad , lo que indica que el equipo de Román ni siquiera conoce las medidas recomendadas por los técnicos para el nudo de Cuatro Caminos”.