El Grupo Socialista en el planteará en el pleno municipal del próximo viernes dos mociones con propuestas encaminadas a dinamizar la actividad económica y el empleo en la ciudad, mediante la elaboración en el plazo de un año de un plan de captación de inversiones empresariales, y a reducir la carga fiscal que soportan los vecinos de la capital mediante una bajada del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para el próximo ejercicio, pasando el tipo impositivo del 0,53 actual al 0,48.

El portavoz municipal socialista, , ha explicado que ambas propuestas están relacionadas y sustentadas en datos que demuestran que “Román va en dirección contraria a la generación de empleo y actividad económica y a la reducción de la carga fiscal de los vecinos, que sí están llevando a cabo los ayuntamientos del corredor del Henares gobernados por el PSOE, como Azuqueca, Cabanillas y Marchamalo”.

1.500 nuevos empleos industriales en municipios del entorno, cero en Guadalajara. Jiménez ha expuesto en primer lugar la moción que pide al equipo de Gobierno la elaboración, en el plazo de un año, de un plan estratégico de captación de inversiones empresariales en la ciudad de Guadalajara, en colaboración con el resto de grupos políticos y con los agentes sociales y económicos de la ciudad.

El portavoz municipal del PSOE ha argumentado la necesidad de la elaboración y puesta en marcha de un plan de estas características señalando que “Román se ha convertido en un espectador pasivo del dinamismo que ya se aprecia en el Corredor del Henares, y que sí están sabiendo aprovechar los ayuntamientos gobernados por el PSOE, como Azuqueca, Cabanillas y Marchamalo, a los que están llegando nuevas empresas y se están ampliando las existentes, de forma que en esta legislatura se están creando ya unos 1.500 nuevos empleos en esta legislatura”.

Frente a esta realidad, ha continuado Jiménez, “el Ayuntamiento de Guadalajara no puede anunciar nada, porque el equipo de Román no hace nada para captar las inversiones que sí llegan a municipios del entorno por el mayor empuje de sus Gobiernos municipales”.

Así, ha subrayado que “no estamos en ferias internacionales, ni nacionales, donde hay inversores, no tenemos un portal web específico que informe a posibles inversores sobre las oportunidades que ofrece la ciudad de Guadalajara ni sobre ayudas concretas a la instalación de empresas, no hay colaboración con las administraciones que se dedican a facilitar la inversión en los territorios, como los gobiernos de España y de Castilla-La Mancha”, lo que “ha convertido a Guadalajara, porque así lo quiere el señor Román, en una isla de pasividad en medio del dinamismo incipiente que ya se está apreciando en el Corredor del Henares y en los municipios cuyos alcaldes sí trabajan para captar inversiones empresariales que generen empleo y oportunidades para sus vecinos”.

ha pedido al alcalde que “a ver si es posible que algún día tengamos el tercer polígono industrial, el del Ruiseñor, que incluso existen sentencias judiciales diciendo que Román ha obstaculizado su desarrollo”, así como la continuidad del Plan General de Ordenación Urbana, que lleva paralizado desde 2009, para poder diseñar y ofrecer suelo industrial para la inversión empresarial.

“No podemos seguir así, porque esta pasividad del alcalde repercute en los ingresos del Ayuntamiento y en las oportunidades de empleo para los vecinos y vecinas de Guadalajara”, ha señalado.

Los ingresos por el IAE estancados y los del IBI disparados

Jiménez ha dado a conocer otro dato que “refleja la inacción de Román para captar inversiones que beneficien a los vecinos de la ciudad y sirve de introducción a nuestra segunda moción, en la que pedimos una rebaja del IBI”. Este dato indica que, mientras los ingresos del Ayuntamiento de Guadalajara por el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) llevan años estancados en el entorno de 1,2 millones de euros anuales, la recaudación por el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) ha aumentado en los diez años que Román lleva como alcalde un 86%, pasando de los 12,7 millones de euros de 2007 a 23,7 millones de euros en el ejercicio 2017.

“Esto es una barbaridad, que significa que el recibo del IBI que pagan los vecinos de Guadalajara se ha incrementado en torno a un 50% de media en estos diez años”, ha enfatizado Daniel Jiménez, explicando que “esto ha sido así, porque Román, al no recaudar por otras vías como podría ser el IAE, ha cuadrado las cuentas municipales a costa del bolsillo de los vecinos y sobre la base de un bien, las viviendas y el suelo, que en estos últimos diez años, en lugar de incrementar su valor lo han reducido de forma notable”. De hecho, tal como se recoge en el texto de la moción, los ingresos por IBI han pasado de representar el 18,53% del presupuesto municipal de 2007 al 36,5% en 2017.

Reducir el tipo impositivo del IBI, como también lo están haciendo los ayuntamientos socialistas del entorno.

Basándose en estos datos, el Grupo Socialista pedirá ante el pleno municipal del viernes que el Ayuntamiento de Guadalajara reduzca para el año 2018 el tipo impositivo del IBI, del 0,53 actual al 0,48, lo que “significaría que el IBI que paga cada vecino se reduzca en torno a un 10% de media”, según ha explicado el portavoz del PSOE. La iniciativa propone además que el tipo impositivo se ajuste anualmente con el objetivo de mantener y no aumentar el importe global del IBI para los vecinos de Guadalajara.

La reducción del tipo impositivo del 0,53 actual al 0,48 que propone el Grupo Socialista iría también en la línea de las rebajas aprobadas en los últimos años por los ayuntamientos del entorno gobernados por el PSOE: en Marchamalo, el tipo impositivo del IBI está en el 0,43, en Cabanillas se ha fijado en el 0,44 y en Azuqueca en el 0,48.

Daniel Jiménez ha añadido como motivo para pedir la reducción del IBI que “teniendo 9,2 millones de euros de fondos europeos extraordinarios para invertir en la ciudad y alardeando como lo hace el señor Román de superávit presupuestario, quien presume de que todos los años le sobran 4 ó 5 millones de euros, entiendo que podrá clavar un poco menos a los vecinos y vecinas de Guadalajara con el IBI”.