El alcalde de Guadalajara, , ha visitado hoy la residencia “” para hacer entrega a las hermanitas de los ancianos desamparados de una placa de reconocimiento por la labor que desempeñan, coincidiendo con el 125 aniversario de su llegada a la ciudad. El alcalde participará también en la misa que se celebrará esta tarde a las 17 horas.

Antonio Román ha tenido palabras de agradecimiento a las hermanitas por la importante función social que han desarrollado en Guadalajara desde 1864, y ha reconocido el excepcional servicio que prestan, caracterizado por “su calidez y calidad”.

Guadalajara expresó su gratitud y reconocimiento a la fundadora, , con la concesión de la Medalla de Oro de la ciudad en 1991. También se dio su nombre a una plaza de la capital.

Actualmente en el asilo residen 155 ancianos, que están a cargo de doce hermanas y más personal.