Un dato que ha ofrecido a Europa Press por el deán de la catedral seguntina, Jesús de las Heras, cuando está a punto de terminar la efeméride —19 de junio—, para quien el resultado hasta el momento del año jubilar, con el que se pretende “estimular y reavivar la fe a través de distintas acciones”, se sitúa “muy por encima de las mejores expectativas”.

Al margen de los actos propiamente religiosos, se han organizado más de 200 actividades jubilares específicas de carácter cultural, patrimonial o de caridad, entre ellas, casi la mitad son peregrinaciones de fieles que llegan desde distintos puntos.

Un programa que tiene continuidad y en el que también se incluyen visitas guiadas a la catedral, exposiciones, conciertos de música clásica, publicaciones de obras en torno a este templo —alguna de ellas aún en espera—, y la edición una medalla jubilar diseñada por el cincelador que se agotó rápidamente.

También se han editado postales franqueadas, y hay previstos más actos que según el deán se desarrollarán a largo del año, algunos de ellos de gran importancia.

Además, la catedral ha recibido algunos regalos con motivo de esta efeméride como es una casulla que regalaron las Clarisas de Siguenza; un evangeliario o libro de los Santos Evangelios para la liturgia, encuadernado en oro y piel y con el escudo del logo jubilar y las lecturas dominicales y festivas del evangelio que regalaron las Monjas Ursulinas; y un mantel bordado para el altar mayor de la catedral confeccionado por las Hermanitas de los Ancianos Desamparados del Asilo.

Según el presidente del Cabildo, en esta efeméride ha habido, “evidentemente, intención religiosa, pero también claramente cultural, porque Sigüenza es un destino interesante que reúne cuatro elementos clave: su cercanía a , su magnífico patrimonio cultural, una magnífica restauración y entorno natural”.

Un año jubilar en el que se ha buscado estimular y reavivar la fe a través de distintas acciones, y a juicio del deán catedralicio, “se está consiguiendo”. Para De las Heras es un hecho constatado que se ha conseguido un mayor acercamiento de la catedral a la ciudadanía, y está convencido de que Sigüenza está “redescubriendo y volviendo a querer más” este templo, ha concluido.