Así lo ha dado a conocer en la Comisión de Fomento el director general de Planificación Territorial y presidente de Gicaman, , quien se ha mostrado confiado en que todo el proceso se desarrolle “con normalidad” y se vayan cumpliendo los plazos.

También ha ofrecido datos en sede parlamentaria sobre las otras 40 viviendas adyacentes en la calle de Taravilla, también afectadas por daños estructurales, argumentando que en ambos casos ya se dispone de los dos diagnósticos de la situación estructural de ambos edificios cumpliendo con el compromiso adquirido y ya están hechos los proyectos técnicos de rehabilitación a partir de esas diagnosis.

Las primeras personas a las que se ha dado cuenta de los avances han sido los inquilinos. “Hace un par de semanas que se realizan obras de prevención para evitar que aparezcan más patologías estructurales en el caso de la calle Laguna de Taravilla”, ha detallado.

Ahora se está a la espera del proyecto técnico de rehabilitación de los pisos de Laguna de la Colmada y toda vez que llegue la licencia municipal se comenzarán las obras. “Las patologías eran patentes desde el primer minuto. En este caso se trata de una obra de rehabilitación íntegra”, ha indicado.