En declaraciones a los periodistas en un día soleado en el que se ha acercado hasta el mercadillo de la capital, Rojo ha dicho que si sale elegido alcalde se “dejará la piel” para que Guadalajara salga del vagón “de cola” en el que está ahora en limpieza.

Rojo se ha referido a el último informe de la (OCU) en el que se recoge que Guadalajara es una de las ciudades más sucias de España; ocupa el número 50 de las 60 que ha estudiado.

Para Rojo, este dato indica que la capital alcarreña está “a la cola” en limpieza en España, y se ha mostrado especialmente preocupado por como viven estos los vecinos de los barrios, y se ha comprometido a hacer una buena gestión para tener una ciudad mucho más limpia.

Dentro de este plan también ha anunciado la renovación de muchos contenedores deteriorados de la ciudad y la retirada de los “restos de frutos” que caen de los árboles, y afrontar también la suciedad que genera la “plaga” de palomas también.

El candidato del PSOE quiere poner también en marcha una campaña de concienciación para tener una ciudad más limpia porque no quiere barrios de primera y de segunda sino que quiere que todos sean de primera.