El alcalde de la capital ha señalado a preguntas de los medios durante un acto de precampaña que se trata de un tacticismo electora para “separarse del PP y conseguir algún voto” más, pero ha insistido en que la presentación de esta enmienda a la totalidad a quien perjudican es a la ciudad.

Según el alcalde, si Cs tuviera algo que enmendar del presupuesto de 2019 no presentaría una enmienda a la totalidad sino enmiendas parciales para tratar de negociar y evitar la paralización de ayudas por parte de asociaciones.

Ha recordado que está estudiando otras medidas para tratar de paliar esta “actitud irresponsable” de Cs, medidas que según ha avanzado podrían pasar por utilizar el remanente positivo de tesorería una vez aprobada la liquidación para “poner un parche” a este problema ocasionado por la “irresponsabilidad” de algunos concejales.

Según Román, él mismo no ha negado que pensaba que presentarían enmiendas parciales que podrían negociar pero no pensó en una enmienda a la totalidad que “no podemos negociar”.

Ha asegurado que ha intentado en “sucesivas veces” hablar por teléfono con esta formación pero que no han respondido a su llamada, convencido de que si no modifican su actitud, será un “error político” que les pasará factura.

Aún no hay fecha prevista para el debate de presupuestos pero la comisión está convocada para el próximo martes y este mismo jueves hay una reunión con el concejal , y en este sentido Román ha señalado que su intención de “esperar” a ver qué ocurre mientras, aunque ha recordado el “peligro” que con esta postura podrían correr eventos como el Maratón de Cuentos, las ayudas a los clubes deportivos de la ciudad o las que hay para la cooperación al desarrollo.

Por último, el alcalde ha señalado que el criterio del intervención pasa por el hecho de que de no aprobarse los presupuestos, lo único que se podría prorrogar es el capítulo 4, que es el referido a las ayudas de emergencia social y a la UNED, ha concluido.