Román ha asegurado, a preguntas de los periodistas, que si el presidente de los ribereños fuera, por ejemplo, el alcalde ‘popular’ de Pareja, Javier del Rio, el PSOE no sería partidario de la presencia de los pueblos ribereños en esta comisión.

“Cuando un organismo se utiliza para un fin partidista pierde la defensa y yo estaría dispuesto a defender esa presencia de los ribereños si fuera una persona que no vaya a defender, como se ha demostrado, los intereses del PSOE en esa comisión”, ha subrayado Román.

El senador por Guadalajara tiene claro que el problema actual está en que desde los ribereños defienden ahora el agua en clave del partido al que representan en vez de en clave de sus propios municipios, y ha puesto como ejemplo el hecho de que este año ha salido más agua que en años anteriores desde los embalses y, en cambio, algunos “no han levantado tanto la voz como cuando gobernaba el PP” a nivel nacional.

“Ahí se equivocan porque hay que defender el agua gobierne quien gobierne”, ha precisado tras insistir en la necesidad de que se oiga la voz de la sociedad civil y de que si no hay agua no se derive ni a otras comunidades ni a otros puntos de la región.

“Si tiene que salir, debe ser para todos”, ha apuntado, señalando que tiene claro que en la situación actual no puede salir de los pueblos ribereños, y más concretamente de Entrepeñas.

“No es un problema de territorio sino que si hay agua suficiente por encima de un nivel mínimo podrá salir a un lugar u otro con unos parámetros y cuando no hay agua no puede salir, y ahora la situación es de escasez”, ha puntualizado.

Román se ha mostrado nuevamente partidario de un pacto nacional del agua porque cree que a los pueblos ribereños les da igual que el agua salga hacia fuera de Castilla-La Mancha o hacia otros puntos de esta región. “Da igual, porque baja”, ha comentado.

Sobre la cuota mínima trasvasable, ha vuelto a insistir en que debe separarse el nivel mínimo de Entrepeñas y Buendía, así como en defender a Guadalajara por encima de todo.

Para Román, los pueblos ribereños hablan de una cuota entre ambos embalses de entre 600 y 800 hectómetros que él comparte y, por separado, la de Entrepeñas estiman en “nunca debe bajar de 300”, algo que él también comparte.

DISPUESTO A VOLVER AL HOSPITAL SI NO SIGUE COMO SENADOR

En cuanto a la necesidad de un en Guadalajara, ha manifestado que si no hay elecciones generales, sí tocaría realizarlo “cuanto antes”.

El senador y ex presidente del PP en Guadalajara cree que, con independencia de las personas, hay que valorar qué estrategia se debe seguir pero no ha querido mojarse sobre nombres concretos, en referencia específica a la actual presidenta ‘popular’ en la provincia, .

En cuanto a su futuro como senador si hay finalmente elecciones, ha indicado que él nunca ha pedido estar donde está y que será la Dirección Nacional la que lo determine, mostrándose a disposición del partido para lo que decida: “Si no es así, volveré al hospital con la cabeza bien alta”, ha precisado.

También se ha referido al desarrollo de las obras del y ha indicado que “van a paso de tortuga”, algo que ha atribuido precisamente a la falta de disponibilidad presupuestaria anual para acelerarlas, tras matizar que el mantenimiento del centro hospitalario se ha reducido y por eso hay problemas de salubridad.

En este sentido, ha indicado que el hospital de Guadalajara está “viejo” y se ha aventurado a afirmar que cuando se inauguren las nuevas instalaciones habrá que cerrar las actuales por falta de mantenimiento y de recursos.

En el caso del Ayuntamiento de la capital, el que fuera alcalde en la legislatura pasada ha apuntado igualmente que habrá subida de impuestos este año si a nivel nacional sigue gobernando el PSOE.

Sobre la financiación autonómica, el senador ha apostado por una reducción de los impuestos en la región para evitar una “fuga” de la actividad económica y que el “efecto barrera” de la Comunidad de no afecte.