“El futuro no tiene que pasar por edificios de baja altura o unifamiliares como ha crecido el entorno con gobiernos del PSOE”, ha señalado Román en una entrevista a Europa Press, tras insistir en que quien apueste por este tipo de edificaciones tendrá que pagar más impuestos porque son menos sostenibles.

Según ha señalado, la redacción del plan ya está adjudicada, aunque ha precisado que no se ha avanzado en ello porque los grupos de la oposición no han mostrado “ninguna voluntad de consenso”, de ahí que espere tener la mayoría suficiente el domingo para afrontar este reto.

En todo caso, ha asegurado que Guadalajara cuenta todavía con suelo para unas 4.000 viviendas y que su intención no pasa por ir hacia un crecimiento “explosivo” de la ciudad sino sostenible. Sin embargo, ha admitido que no se puede esperar mucho para abordarlo porque “está ahí el desarrollo de la Ciudad del Transporte”.

En materia fiscal, ha anunciado una presión “moderada” que pasa por rebajar todos los impuestos relacionados con el respeto al medio ambiente, la dinamización del casco histórico y la creación de empleo.

El candidato ‘popular’ no va a subir impuestos y ha avanzado que también habrá ciertas bonificaciones o ayudas para algunos impuestos, aunque ha precisado que Guadalajara ya es la capital de provincia de Castilla-La Mancha que menos impuestos paga por habitante.

Si revalida, afrontará de forma “urgente” un plan de limpieza que ya han iniciado con medidas frente a las palomas; se ocupará de la organización de los conciertos para las ferias y fiestas de septiembre y preparará un nuevo presupuesto, tras no contar con el apoyo suficiente para que saliera adelante en esta legislatura.

Combatirá la falta de limpieza de la ciudad, causada entre otras razones por la presencia de excrementos caninos en la vía pública, con la recuperación de una medida que retiró de su último programa electoral y que pasa por el análisis de ADN a las heces con el fin de identificar a los dueños y sancionarlos si es de necesario.

Román ha recuperado esta medida porque reconoce que tanto esto como los excrementos de las palomas, es algo que le preocupa y “una batalla” que todavía no han ganado.

En las pasadas elecciones el candidato del PP paró esta propuesta pero, tal y como ha reconocido, será una medida que ponga en marcha de “manera progresiva” en la ciudad porque “ya, ni con las multas, y tenemos un problema importante de limpieza que hay que afrontar”.

PLAN DE FORMACIÓN Y EMPLEO

Con la ayuda europea de 3,5 millones de euros, el candidato ‘popular’ también ha avanzado la puesta marcha de un Plan de Formación y Empleo para dos ejercicios, que se pondrá en marcha en el mes de junio y que está dirigido, fundamentalmente, a los más jóvenes.

Su intención pasa también por dar continuidad a la política de subvenciones a empresas y a autónomos y a los colectivos de difícil empleabilidad.

Ve en la logística un “gran nicho” de empleo, cada vez está más cualificado; cree que la hostelería también es otra fuente de trabajo, y poco a poco lo serán los proyectos de innovación unidos a la universidad.

Pero tiene claro que hay que ser competitivos porque “no es de recibo que esta comunidad autónoma tenga una presión impositiva mayor que la de Madrid”, y si no es así, cree que las empresas no se fijarán en Guadalajara.

“Guadalajara tiene oportunidades con su mano de obra”, ha asegurado el candidato aludiendo tanto a la Universidad como a los centros de formación profesional, y cree que a esto se suma la calidad de vida de esta capital.

Sobre la política de juventud, piensa que debe ser transversal, y quiere contar y conectar con este colectivo en sus decisiones; y en materia de cultura, su objetivo pasa por recuperado patrimonio para la ciudad y ha puesto como ejemplo las dos cárceles, para las que tiene proyectos.

Y si hay algo vital para Román es conseguir que el Fuerte de se convierta en un centro de referencia cultural con espacios para el ocio, una gran biblioteca y museización, y también la rehabilitación del antiguo convento de San Francisco para poner en marcha enseñanzas de música y universitarias a través de la Uned.

Pero para ello, el candidato ha incidido en que la Junta de Comunidades debe cumplir la condena que le obliga a pagar una cantidad que aún no ha pagado.

No ha querido olvidarse de la importancia del deporte para la ciudad, para su desarrollo económico y turístico, y ha criticado a Cs y al PSOE por su falta de apoyo.

PACTOS

Román no se niega a hablar con ningún partido político sobre futuros pactos siempre que sus propuestas estén dentro de la Constitución; sin embargo, aunque ha tendido la mano a todos y no ha querido poner cinturones a nadie mientras otros si lo hace, ha reconocido que la “conexión” es más fácil con unos que con otros.

Respeta a todos sus adversarios políticos y, si finalmente no es alcalde, espera que quien entre haga al menos lo que ha hecho él, que ha sido “no beneficiarse del cargo, trabajar mucho por Guadalajara y ser honesto”, ha dicho.

Se siente satisfecho de su trabajo como alcalde en estos doce años; cree que ha transformado la ciudad tanto cultural, deportiva, económicamente y socialmente, y está seguro de que “ha tenido la suerte de ser un agente privilegiado de esta transformación”.

Si finalmente no es alcalde, se marchará “con la cabeza bien alta y con la satisfacción del deber cumplido y de haber sido un alcalde dedicado a la ciudad”, ha subrayado.

“Entiende que los tiempos pueden pasar, y aunque me gustaría renovar mandato, la vida está por escribir”, ha apuntado tras no ocultar que en un momento si pensó en retirarse del todo pero que le pidieron que continuará y ahí está con la misma ilusión y dedicación, sin arrepentirse de la decisión adoptada.