Román ha instado a García-Page a firmar cuando quiera el convenio, una vez que además este mismo viernes se están reuniendo los técnicos de las cuatro partes involucradas y tras señalar que por parte del Ayuntamiento ya “está terminado”.

“El convenio está terminado, si quiere firmarlo, lo firmamos y si no quiere, allá con sus competencias”, ha señalado Román en declaraciones a los periodistas durante una visita a unas obras de la ciudad, donde ha dicho al presidente que “¡basta ya! de odiar a Guadalajara”, y le ha pedido que sea más legal y colaborativo, y que ponga “menos palos en las ruedas” al desarrollo de esta ciudad.

Una visita en la precisado que si el presidente regional y secretario regional del PSOE en Castilla-La Mancha se pone “tan nervioso” con Guadalajara y se “enfrenta” al Ayuntamiento es también porque conoce unas encuestas que dicen que en la capital puede pasar a ser la tercera fuerza política y ve como pierde un escaño aquí y “pone en riesgo” su Gobierno regional.

A juicio del alcalde, lo que quiere García-Page es hacerse la foto en este periodo preelectoral pero “sin poner ni un euro ni garantizar el presupuesto”, y es que, según Román, no ha querido garantizar presupuestariamente “en ningún momento” la ejecución de las obras por las cuales está cediendo el suelo el Ayuntamiento.

Este mismo viernes hay una “reunión técnica” entre las cuatro partes implicadas en el proyecto del Campus (, Junta de Castilla-La Mancha, ), para tratar todos los “flecos” y cerrar los términos del convenio para su aprobación, ha dicho Román.

Un encuentro que según ha precisado, “no se ha convocado antes de ayer” y por eso cree que debería estar informado el presidente Page.

Según Román, esos “flecos” pendientes de los que hablaba el pasado lunes el presidente regional están sólo porque García-Page “no quería que Guadalajara estuviera presente en la comisión de seguimiento del convenio” y el Consistorio lo “ha exigido” teniendo en cuenta que pone 7,5 millones de euros, y ha dicho que esto ya se ha solucionado.

El otro “fleco” —ha dicho Román— está en que se ha pedido a la Junta que el apruebe el convenio, algo a lo que García-Page mostraba “reticencias”, y en este sentido ha dicho que por parte del Ayuntamiento el convenio ya está listo.

Según Román, todo esto ha provocado tres años de retraso “deliberado” pero ha incidido en que en cuanto García-Page lleve esto al Consejo de Gobierno, “al día siguiente se puede firmar”.

Ha añadido que no hay ningún tipo de problemas para la firma del convenio salvo que desde la Junta pongan alguna otra pega como cuando dijeron que querían sacar al Ayuntamiento de la Comisión de Seguimiento.

En todo caso, ha anunciado también que para que la garantía de financiación que pedía el Ayuntamiento a la Junta no fuera un problema, la Universidad ha dado “un paso al frente” garantizando como institución su compromiso de las obras tanto al Ministerio de Defensa como al Ayuntamiento de Guadalajara, “algo a lo que Page se ha negado reiteradamente”, ha dicho Román.

Este compromiso recoge que la cesión del terreno por parte del Ayuntamiento ya no va a ser a la Junta sino directamente a la Universidad porque es la que ahora garantiza la ejecución de las obras.

Román ha precisado que el presidente regional “no se entere” de lo que ocurre en Guadalajara, una ciudad de la que hablar “le causa sarpullido”.