Ruiz ha avanzado a Europa Press que mantendrá la hasta que culminen los procesos congresuales pendientes para la renovación del partido tras la salida de , pero no postulará a renovar el cargo.

La decisión de dar un paso al lado en el organigrama de la formación ya fue tomada a mediados del pasado año, responsabilidad que aún así ha mantenido toda vez que Cs se ha enfrentado a varios procesos electorales.

El parlamentario guadalajareño ha querido zanjar que el motivo de anunciar este movimiento en esta fecha es dejar claro que no será una decisión motivada por la nueva configuración del partido a nivel nacional y regional, desvinculando así su salida del organigrama a los inminentes procesos a los que se enfrentará la formación naranja.

Alejandro Ruiz asumió la Organización de Ciudadanos y compatibilizó sus funciones con la Portavocía municipal en el Ayuntamiento de Guadalajara.

Bajo su mando, la formación naranja ha pasado por triplicar afiliados hasta superar los 1.500; ha multiplicado por cuatro el número de concejales naranjas —algunos de ellos formando parte de gobiernos— y se ha aumentado el número de estructuras desde las 40 hasta cerca de 180 en toda la región.