Esto es lo que ha asegurado en una entrevista a Europa Press el presidente de la DO, , quien ha señalado que aunque en el municipio mondejano —que es donde se concentra la mayor parte de la producción— la recogía de la uva se llevaba a cabo hace años a partir de mediados de octubre, el cambio climático ha provocado que se adelante casi un mes desde hace años.

En todo caso, según Sánchez, aunque por ahora va bien, “la llave” para que el año sea bueno dependerá, en gran parte, de la climatología en la última semana de agosto y la primera de septiembre.

Para Sánchez, lo ideal seria que durante estas dos semanas hiciera calor por el día pero que refrescase por la noche y “eso, de forma natural se da en la Alcarria por la altitud”, ha apuntado.

Aunque no niega que vendría bien que lloviese algo, cree que con lo que cayó en primavera la viña tiene suficiente humedad y la “las uvas han cuajado en casi todas”.

“Nos hemos ahorrado tratamientos”; ha señalado además Sánchez, a la par que ha reconocido que a los profesionales del sector no les gusta que llueva mucho ni en mayo ni en junio porque eso ocasiona que puedan aparecer algunas enfermedades en las plantas que este año han evitado.

“No ha habido que tratarlas prácticamente porque están muy sanas, y supone un ahorro para el agricultor”, ha precisado, para indicar, a la espera de ver cómo evoluciona el verano, que espera que la cosecha sea similar a la del pasado año, satisfecho de como están las viñas ahora.

En la actualidad, el número de hectáreas acogidas a la DO ‘Mondéjar’ se sitúa en el entorno de las 400 hectáreas, una cantidad que desde este organismo quieren incrementar con el fin de que pueda haber nuevas incorporaciones al sector tras la reducción registrada hace ya muchos años.

Aunque es una Denominación de Origen pequeña, sin embargo, el nivel de comercialización del vino embotellado es superior en porcentaje al de otras denominaciones mucho más grandes, algo que atribuye Sánchez a la calidad de los propios caldos.

En cuanto al personal empleado en campaña, el presidente de estos caldos ha señalado que no tiene nada que ve con los puestos trabajo que se creaban hace años, sobre todo de población inmigrante; gran parte de la recogida de la uva se lleva a cabo ya con maquinaria para ello, ha puntualizado.