La gratuidad del servicio fue aprobada por unanimidad en el pleno a partir de una propuesta presentada por el Grupo Municipal de Ciudadanos y entró en vigor el día 6 de noviembre del año pasado. Ese mes, el número de viajeros que montaron en los autobuses urbanos se elevó ya a 12.719, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

El Pleno acordó poner en marcha esta medida de manera temporal, hasta el fin de este mandato municipal el año próximo, con el objetivo de poder evaluar su funcionamiento y sus resultados.

El alcalde, , ha mostrado su satisfacción por las cifras que avalan “que ha sido una buena decisión para potenciar el servicio de autobuses”.

“El transporte colectivo evita desplazamientos en vehículos privados, con lo que se reducen las emisiones contaminantes a la atmósfera”, ha destacado el primer edil, que ha recordado la apuesta por la sostenibilidad en el municipio.