Este vehículo se ha adquirido con presupuesto de 2017 y se suma a los otros dos todoterreno y al vehículo de apuntalamientos que se presentaron a finales del año pasado, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

“Nuestra intención —ha señalado la teniente de alcalde— es seguir mejorando los medios materiales y humanos del servicio. Es un vehículo cuyo precio ha sido de alrededor de 87.200 euros, cantidad a la que hay que sumar el coste del material que se ha ido incorporando al mismo”.

En 2007 fueron 31 los accidentes de tráfico que requirieron la intervención del ; cifra que ha ido bajando progresivamente, hasta los 10 registrados en 2017. No obstante, tal y como ha destacado Encarnación Jiménez, “no bajamos la guardia y queremos dar siempre la mejor respuesta”. Este vehículo tiene capacidad para tres bomberos y cuenta, entre otros elementos, con un grupo hidráulico de excarcelación y trajes antisalpicaduras, todo de acuerdo a lo que establece la Ley de Prevención de Riesgos.

Encarnación Jiménez ha destacado que en 2018 el Ayuntamiento de Guadalajara incorporará cinco efectivos más al servicio. “Ya se publicaron las bases y esperamos que después de verano puedan comenzar a realizarse las pruebas”, ha concluido.