El intervencionismo endoscópico en Neumología ha experimentado un notable desarrollo en los últimos años y permite diagnosticar y tratar enfermedades que antes precisaban de técnicas más complejas y agresivas pero que actualmente pueden realizarse sin cirugía abierta, según ha informado la Junta en una nota de prensa.

En este sentido, la Intervencionista del servicio de Neumología del ha realizado en los últimos años criobiopsias pulmonares que han permitido lograr un diagnóstico en el 75 por ciento de los pacientes, evitando un número importante de biopsias quirúrgicas.

de Guadalajara es puntero en el desarrollo de estos procedimientos”, ha explicado el neumólogo . “Hace cerca de tres años empezamos a desarrollar la técnica de la criobiopsia pulmonar, que consiste en hacer la biopsia a través de broncoscopia utilizando una sonda de frío que congela una muestra de pulmón y permite extraerla”, ha señalado.

Para ello, se congela una parte de tejido pulmonar durante pocos segundos a menos 89 grados centígrados y se extrae la muestra. De este modo se pueden hacer tomas de biopsia de mayor tamaño y mayor calidad que con la broncoscopia convencional.

SONDA DE CRIOBIOPSIA

Para la incorporación de este procedimiento fue necesaria la adquisición de una sonda de criobiopsia y se realizó un especial esfuerzo en formación por parte del personal, lo que ha permitido evitar procedimientos “invasivos y costosos” que hasta entonces se derivaban a otros centros y con resultados que demuestran “una rentabilidad diagnóstica muy buena y una tasa de complicaciones muy baja”.

“En estos últimos años, la Unidad de Broncoscopia y Neumología Intervencionista del Hospital de Guadalajara ha pasado de estar en la media a estar en cabeza, y al paciente le evitamos derivaciones para someterse fuera de nuestra región a técnicas agresivas y costosas, y le evitamos riesgos y molestias”, ha subrayado el doctor Castelao.

INTERVENCIONISMO ENDOSCÓPICO

En materia de intervencionismo endoscópico, el Hospital de Guadalajara también ha puesto en marcha en los últimos años la broncoscopia rígida para el tratamiento o resección de tumores endobronquiales o la colocación de prótesis endobronquiales con muy buenos resultados, lo que también contribuye a evitar derivaciones a centros de otras regiones.

Otra de las técnicas que se ha incorporado recientemente es la toracoscopia médica, que se realiza con anestesia local y sedación y que consiste en entrar al espacio pleural con un toracoscopio a través de una pequeña incisión en el tórax.

Esto permite examinar la cavidad pleural y hacer biopsias dirigidas con el fin de averiguar la causa de un derrame pleural. De este modo, se han realizado alrededor de 40 procedimientos, que hasta ahora sólo podían hacerse en quirófano y con anestesia general.