Cerca de 34.000 personas han sido beneficiarias durante 2018 de los programas y ayudas que el Ayuntamiento de Guadalajara ofrece a través de sus servicios sociales. La inversión presupuestada en este ámbito para el pasado año experimentó un importante incremento (275.000 euros más), ascendiendo a 1.747.000 euros.

Antonio Román, alcalde de Guadalajara, acompañado de la concejala de Familia, , ha detallado las acciones de carácter social desarrolladas y también ha incidido en la importancia de proteger a la familia como “pilar sobre el que se asienta la vida en comunidad y nuestro sistema de bienestar”. Ejemplo de ese compromiso ha sido la creación de un Plan de Apoyo a la Maternidad que intenta que esta circunstancia -la maternidad- no sea un motivo de desigualdad entre hombres y mujeres. “Con este plan tratamos de incentivarla, cuestión necesaria en momentos en los que la natalidad está en descenso”.

Otro de los colectivos a los que el Ayuntamiento de Guadalajara atiende especialmente es el de personas que se encuentran en riesgo de exclusión social a través de políticas que les permitan salir de esa situación. En definita -ha señalado Román- “estamos trabajando con los más vulnerables desde una perspectiva integradora. Haciendo prosperar a las familias, conseguimos una sociedad mejor”. 34.000 beneficiarios

Como se indicaba anteriormente, los servicios sociales municipales han llegado a cerca de 34.000 personas a través de diferentes líneas de actuación. El Ayuntamiento ha tramitado ayudas de urgencia social y para el pago de escuelas infantiles, ofrece un servicio de asesoría y consulta afectivo sexual y numerosas medidas para favorecer la conciliación laboral y familiar; todo ello para defender a la infancia, la familia y la igualdad.

El alcalde de Guadalajara, Antonio Román, ha señalado, no obstante, que “se quiere ir a más a través de una nueva convocatoria de subvenciones cuyo fin sea el pago de parte del coste de las guarderías a las familias de Guadalajara, cuestión que podrá materializarse una vez sea aprobado el presupuesto municipal”.

El Ayuntamiento de Guadalajara también está al lado de los mayores y ofrece para ellos actividades, como talleres o cursos de diversa índole, que favorecen un envejecimiento activo. También desarrolla programas como el de ayuda a domicilio (se han prestado 55.000 horas y ha llegado a 286 mayores), servicios de teleasistencia y de proximidad, en colaboración, según los casos, con Cruz Roja o Cáritas.

Tal y como ha destacado el alcalde y la concejal de Familia, el Ayuntamiento de Guadalajara también cuenta con un programa de necesidades básicas y de alojamiento alternativo, destinado a familias sin recursos y en riesgo de exclusión. Se ofrecen ayudas económicas para el pago de vivienda, alimentación, ropa, suministros, cuestiones sanitarias…; se desarrolla el programa “Desayunos saludables”, que ha llegado a 252 familias y a 407 menores a lo largo de 2018; se ayuda al pago de los gastos relativos a la vivienda habitual a través del denominado IBI Social y también se realizan exenciones de tasas como la de basuras.

El Ayuntamiento de Guadalajara también trabaja conjuntamente con otras entidades de carácter social (Cáritas, Re Madre, Conferencias San Vicente de Paúl, Partir com o Cruz Roja, entre otras) para la puesta en marcha de otros importantes recursos. El comedor solidario y el albergue de transeúntes son dos de ellos. A este último, el Ayuntamiento destinará 150.000 euros más para la mejora de unas instalaciones que son gestionadas por Cáritas. Y a través de las ayudas que el Ayuntamiento ofrece a las diferentes cáritas parroquiales de Guadalajara, se llegó a unas 520 familias de la ciudad en 2018.

A todo ello se suman diversos programas de integración e inserción, voluntariado, prevención de drogodependencia y ayudas de cooperación al desarrollo. A estas últimas, el Ayuntamiento ha destinado 180.000 euros.