solo viene a Guadalajara a vestirse de hombre anuncio y a contar milongas que luego no cumple”. Así se ha manifestado la diputada nacional del PP por Guadalajara, , a la hora de valorar la visita que realiza hoy Page a Guadalajara con motivo del inicio del curso escolar.

Un inicio de curso caracterizado por la “improvisación”, según ha afirmado Valmaña, y en el que vuelven a faltar las obras que Page prometió reiteradas veces en Guadalajara, como el segundo instituto de Alovera o el colegio en Iriépal “además, por supuesto, del campus universitario en Guadalajara”.

Valmaña ha exigido a Page que “cumpla de una vez por todas” las promesas y múltiples anuncios que ha venido haciendo a Guadalajara en asuntos educativos y que “se ponga a trabajar de manera inmediata para corregir los malos datos de la Educación en Castilla-La Mancha”. La diputada del PP se refería a los datos del que colocan a Castilla-La Mancha con una tasa de abandono escolar temprano del 22,8 %, -casi cuatro puntos y medio más que la media nacional que se sitúa en el 18,2%- En este sentido Valmaña ha comparado estos datos del segundo trimestre del año 2017 con los últimos datos que dejó el en Castilla-La Mancha en junio de 2015 donde la tasa de abandono escolar temprano estaba en el 20, 8% “es decir, dos puntos menos que ahora y después de haberla reducido en más de 11 puntos en los cuatro años de Gobierno de ”.

Sobre la improvisación con la que comienza el curso escolar, Silvia Valmaña ha denunciado el “tarde, mal y nunca” del sobre el horario lectivo de los docentes, “que ha creado el caos en los colegios y deja a nuestros hijos sin los profesores para los apoyos y las sustituciones de profesores sin cubrir este curso escolar”. Afirma que “no se puede actuar a golpe de improvisación; la planificación en Educación es básica porque nos estamos jugando los derechos y las oportunidades de nuestros niños”, ha subrayado también

“Page no puede envolverse con la bandera de España y al mismo tiempo mantener en su gobierno al podemita

Valmaña ha asegurado durante su intervención que esta improvisación se extiende a todos los ámbitos de la acción de gobierno de Page “incluso hasta en su composición porque para perpetuarse en el sillón de gobierno es capaz de sentar a su lado a un señor como el podemita García Molina, que recuerda con sus palabras a los aliados de Bildu y a los que quieren destruir a España”.

Para la diputada del PP es “inadmisible” que el ahora vicepresidente del Gobierno de Page “guarde la equidistancia entre los que incumplen la Ley y golpean las instituciones y los que defendemos la Democracia”. Valmaña recordaba como García Molina se ha mostrado partidario del referéndum ilegal en Cataluña e incluso de llegar a un acuerdo de gobierno en España entre Psoe-Podemos y Esquerra Republicana, partido claramente en favor de la independencia de Cataluña.

Por eso, Valmaña, ha afirmado que “Page no tiene ninguna credibilidad cuando se envuelve con la bandera de España porque mantiene como vicepresidente de su gobierno al podemita García Molina”. Frente a esta postura ambigua, Valmaña ha subrayado la firmeza y el compromiso del PP en la defensa de la Constitución, de las instituciones y de la unidad de España.