Sordo ha reconocido en Guadalajara, donde participa junto al líder nacional de UGT, Pepe Álvarez, en una asamblea con motivo de la movilización del 8M, que aunque les hubiera gustado un debate en el Congreso, hay una situación de “anormalidad política” que se manifiesta en que la mesa del ha estado dedicada a “impedir la actividad legislativa”.

Según el líder de CCOO, esta mesa en el Congreso ha actuado de una forma “artera, utilizando su mayoría para bloquear un montón de iniciativas parlamentarias”. Además, Sordo ha aludido a partidos que con mayorías absolutas han gobernado por decreto durante la primera legislatura, con referencia expresa al

“Después de estar intentando derribar la acción legislativa y la legislatura, asombrarse de que se recurra al decreto ley ahora, me parece de un cinismo absoluto”, ha apostillado.

El secretario general de CCOO ha insistido en que todas las reformas de la devaluación interna, la fiscal, la laboral, la de pensiones, se han hecho por la vía del real decreto ley y ha asegurado que tampoco ha oído a la organización empresarial “protestar” por esa fórmula legislativa.

Por ello, ha apuntado que “no es de recibo ahora” escuchar algunos discursos que se han comenzado a oír estos días.

En todo caso, Sordo tiene claro que “están más cerca que antes” de llegar a un acuerdo de la reforma laboral y ha señalado que por parte de CCOO van a trabajar para que el objetivo se produzca.

Para este sindicalista, en este momento “es muy difícil” para cualquiera de los grupos parlamentarios que apoyaron la moción de censura poder explicar ahora que no está de acuerdo con la corrección de la reforma.

Según Sordo, hace ya tiempo que CEOE ha dicho que “no va a llegar a acuerdos” en materia de reforma laboral antes de las elecciones, y “aquí lo sustancial es poder cerrar una corrección” de la misma que “concite una mayoría parlamentaria”, ha incidido.

Ha restado importancia a la suspensión de la mesa de diálogo tal y como hiciera la ministra de Trabajo, , este martes, y ha asegurado que responde, sobre todo, a cuestiones menores porque “no pasa nada y no se ha roto nada”.