La ministra, en declaraciones a los periodistas tras una visita a la cervecera Mahou en Alovera para inaugurar la bodega de barricas, ha señalado que tiene a “todo el Ministerio trabajando” en esa dirección, tras insistir en que hay ánimo de “acordar” para conseguir “la mejor gestión del agua”.

De cara a este pacto ha precisado que, si bien es importante atender las demandas insatisfechas también hay otros aspectos “tremendamente importantes” que van a ser abordados, y ahí ha incluido los medioambientales en referencia a los caudales ecológicos, avanzar en los planes ante previsibles inundaciones, y en la gobernanza del agua.

En referencia a la política trasvasista y en concreto a preguntas sobre los trasvases del Tajo al Segura, ha dejado claro que “hace muchos meses que no hay trasvase porque no se cumplen las condiciones para ello”, así como en que “la cuenca cedente tiene prioridad”.

Según Tejerina, es principio se mantendrá, y ha recordado lo que pretende el Pacto Nacional por el Agua, una vez que ha incidido en que mientras no se recuperen los embalses de Entrepeñas y Buendía y no se alcance la cantidad mínima para poder trasvasar -que al año que viene será de al menos 400 hectómetros cúbicos- se seguirá en esta situación.

Tejerina ha señalado que “la enorme falta de precipitaciones” se da en la práctica totalidad de la geografía española este año hidrológico (2016-2017), y como esto afecta al agua embalsa en casi todas las cuencas.

SEQUÍA

La titular de Medio Ambiente se ha referido a la aprobación, en el 2007, de la orden ministerial que establece los requisitos que permiten a declaración de sequía en las distintas cuentas, y en este sentido ha incidido en que lo que hace el Ministerio en este aspecto es “atender a la normativa vigente”.

De acuerdo a esos parámetros —ha dicho— “cuando una cuenca entra en sequía, hay que adoptar las medidas”. En este aspecto, ha apostillado que el actual año hidrológico había sido “malo” en el conjunto de la geografía española, y como ello “obliga a adoptar medidas y a preservar los recursos, así como a tomar conciencia todos del valor que tiene el agua en nuestro país”.

RIBEREÑOS

Por lo que se refiere a la necesidad de escuchar a los Municipios Ribereños en el tema que compete a los trasvases, “soy muy consciente de que una de las prioridades que tenemos en marcha son obras de inversión” para esos pueblos, ha dicho la ministra.

“La mejora del abastecimiento de los Municipios Ribereños es una prioridad para el Ministerio” ha asegurado Tejerína, quien espera que todas estas inversiones que “muchos gobiernos tenían que haber ejecutado, las veamos materializadas no tardando”.

Como titular de Medio Ambiente, no ha sabido precisar si aquí están contempladas las obras de Morillejo pero si ha precisados que hay una “batería importante” de tareas que “se están acometiendo en este momento”, y “es para mí, absolutamente prioritario, culminarlas”.

Si bien para esta ministra hay muchas necesidades a lo largo de toda la geografía española, “las que en primer lugar tienen que estar atendidas son las de estos municipios”, ha puntualizado en referencia a las que hay contempladas para los pueblos de Entrepeñas y Buendía, aunque sin poder matizar si entre ellas estaban las de Morillejo.

Por último, la ministra ha señalado que el agua es uno de los recursos que más se deben proteger y que en España “estamos obligados a gestionar de la manera más eficaz”.