El secretario general de la , y Agro de UGT en Guadalajara (FICA-UGT), , ha señalado a Europa Press que aunque este plus que ellos exigen no viene reflejado en el convenio estatal del sector, algunos de estos trabajadores manejan sustancias que pueden afectar a su salud al estar en contacto con el cloro y aguas fecales, entre otras.

Martín ha señalado también que los cálculos que hacen por este plus que la empresa se niega a pagar por no figurar en el convenio estatal ronda los 100 euros, una cantidad que a su juicio debe ser tenida en consideración por la compañía porque es una demanda “justa”.

El plus al que aluden según Martín estos trabajadores a través de sus delegados sindicales tiene que ver con lo que se conoce como ‘Plus de tóxico, penoso y peligroso’, que aunque se trata de un pago que no viene regulado en el convenio estatal, “lo contemplan muchas empresas del sector” en sus acuerdos.

LA EMPRESA HA REALIZADO UNA CONTRAOFERTA

Por su parte, fuentes de la empresa han señalado a Europa Press que desde la compañía consideran elevados los pluses solicitados por los representantes de los trabajadores pero que, no obstante, se ha realizado una contraoferta intermedia inferior a lo que solicitan pero para mejorar las condiciones del convenio estatal. Sin embargo, no se ha conseguido llegar a un acuerdo al no ser aceptada.

Desde Guadalagua también han indicado que justamente en estas fechas se está negociando el convenio estatal, un acuerdo en el que se contempla una subida del 3 por ciento anual con carácter retroactivo para el periodo 2018-2022.

Estos paros han sido convocados después de que desde el se planteara una propuesta a la empresa que ésta no aceptó. La huelga está registrada con fecha 26 de abril y afecta a una plantilla de algo más de treinta trabajadores.

Los servicios mínimos están aún pendientes de fijarse.