Alrededor de 200 trabajadores de se han concentrado en la entrada del Hospital General Universitario de Guadalajara para posteriormente desplazarse hasta el cruce de Cuatro Caminos para demandar el pago de las nóminas que se les adeuden y para reclamar diferentes cantidades correspondientes a atrasos de 2009 y 2010.

En principio, la protesta estaba avalada por los sindicatos y CCOO, pero, finalmente han sido sólo los delegados sindicales de la Unión General de Trabajadores quienes han avalado la concentración porque hoy mismo la empresa abonaba la nómina de septiembre y los delegados de Comisiones decidieron no acudir al “considerarse satisfechos” con ese último pago.

Concretamente, el secretario provincial de la a la Ciudadanía de CCOO, , ha explicado a Europa Press que los representantes del citado sindicato en el han decidido no secundar la movilización de este lunes “al considerar que se han conseguido los objetivos planteados con solo haber anunciado la concentración y posterior marcha”.

Por su parte, el presidente del Comité de Empresa, , de UGT, considera que no es suficiente que algunos trabajadores hayan cobrado hoy la nómina de septiembre para haber dejado de apoyar la protesta.

Según ha señalado García a Europa Press, aún quedan muchas cantidades que abonar por atrasos “y, además, sólo restan unos días para cobrar la nómina correspondiente al mes de octubre y no tenemos ninguna seguridad, sino todo lo contrario, de que la empresa va a hacer frente a sus responsabilidades”.

En cualquier caso, tanto el representante de UGT como el de CCOO han querido dejar claro que no hay ninguna “ruptura” entre ambos sindicatos, que “respetan” las decisiones que toma cada fuerza sindical y que lo ocurrido hoy es sólo una decisión concreta que responde a las “estrategias propias” de ambas formaciones pero que no influirán en las “probables” acciones que tendrán que llevar a cabo en el futuro.