La (FSP) de UGT ha denunciado que en los últimos dos años la plantilla del Servicio de Salud de (Sescam) de “ha disminuido en más de 200 personas”, como consecuencia de que las “jubilaciones, bajas médicas, excedencias y permisos de toda índole se han dejado sin cubrir”.

Según ha informado este sindicato en nota de prensa, además de las 41 jubilaciones que se dieron en 2012 en el Complejo Hospitalario de Guadalajara, en este año “disminuyeron los profesionales adscritos en las Unidades de Hospitalización y Servicios Centrales, incluso también en la ”.

Asimismo, en el año 2013, a las 47 jubilaciones que se registraron se unen “los recortes de personal, que han afectado de forma fundamental al ámbito de la Atención Primaria en distintos Centros de Salud de la provincia, aunque también se ha seguido disminuyendo en el Hospital de la ciudad”.

Según ha explicado el secretario del Sector de Sanidad de FSP-UGT Guadalajara, Fernando José Peiró Cifuentes, en el caso de los médicos, se ha reducido la plantilla en los centros de , o ; mientras que la de enfermeros se ha visto reducida en Cabanillas, Cifuentes, o .

Además, Peiró ha apuntado la reducción de pediatras en El Casar; la de auxiliares administrativos en Guadalajara SUR, Alamín, Mondejar; y de celadores en Cervantes y Guadalajara SUR. Por último, ha alertado de la posible disminución de profesionales en el área de Psiquiatría y Quirófano del Hospital.

MAYOR CARGAS DE TRABAJO

Para el secretario del Sector de Sanidad de UGT, estas reducciones “afectan negativamente tanto a profesionales, por el aumento de cargas de trabajo, fruto de la redistribución de las mismas; como a usuarios, que en algunos casos pueden verse afectados por una demora involuntaria en su atención, con mayor o menor intensidad en función del ámbito asistencial”.

Además, considera que “estando en los prolegómenos de períodos electorales, no es tolerable que se intente ahora apaciguar los ánimos de los distintos profesionales y usuarios afectados, utilizando para ello a los medios de comunicación”.

CONVENIO SANITARIO DE MOLINA

Peiró ha criticado también que durante la firma del convenio sanitario con la Comunidad de Aragón, la presidenta regional, , “se erigiera como máxima defensora de la Sanidad Pública en Castilla-La Mancha, cuando ha promovido y permitido el cese de profesionales, cierre de plantas, ha intentado cerrar Puntos de Atención Continuada e incluso implantar modelos de gestión privada”.

De este modo, desde FSP-UGT solicitan, “a parte de la restitución de todos y cada uno de los derechos laborales que han sido mermados, la adecuación de las plantillas en cada una de las unidades y centros”.

“Queremos garantizar una adecuada atención al usuario, sin sobrecarga de trabajo de los profesionales, mediante la cobertura de todas y cada una de las vacantes actualmente no cubiertas; incluso, si es necesario, incrementando la dotación de plantilla en algunos casos”, ha señalado Peiró.