Desde este lunes un amplio dispositivo de la UME conformado por militares y también medios materiales se encuentra en la planta realizando ejercicios prácticos de entrenamiento y preparación de cara al simulacro de este miércoles, ha señalado a Europa Press fuentes de la propia instalación.

El objetivo de este simulacro es ver la respuesta que se da desde este dispositivo ante una emergencia nuclear. Se trata de un simulacro anual que cada año acoge una central nuclear y que en esta ocasión lo albergará la central de Trillo, la última que se ha puesto en marcha en España.

Según las mismas fuentes, el factor sorpresa juega un importante papel en este cometido; de hecho, los propios militares no son informados con antelación del nivel de daños del terremoto con el fin de que su actuación “se ajuste plenamente” a los hechos.

En esta ocasión también se podrá ver la capacidad de respuesta del Centro Alternativo de Gestión de Respuestas de la propia central, que entró en funcionamiento en 2017.