Unidad en el apoyo a las víctimas y sus familiares de los atentados perpretrados por el Estado Islámico en Barcelona y , y unidad también en la condena y repulsa a los mismos. Esto es lo que se ha sentido hoy en Guadalajara, durante los cinco minutos de silencio que se han guardado en la Mayor, con la presencia de representantes del Ayuntamiento, , Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y subdelegación del . Numerosos vecinos han acudido a una convocatoria que ha concluido con un largo aplauso.

Antonio Román, alcalde de Guadalajara ha destacado la unidad de Guadalajara y sus dirigentes frente al terrorismo y el respaldo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que siguen tratando de garantizar la máxima seguridad de los españoles y de los visitantes. “Ayer atentaron en lugares turísticos buscando el mayor dolor, daño e impacto internacional. Por eso, esperamos que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad esclarezcan cuanto antes la identidad de quienes han estado al frente de estas acciones y de los autores ideológicos”. “Debemos estar unidos frente a lo que es una lacra de la humanidad. El terrorismo puede afectar a cualquiera en cualquier lugar del mundo, pero creo que el mensaje que hay que dar es el que se ha transmitido hoy desde Barcelona, con una Rambla que ha vuelto a la normalidad, lo que simboliza la victoria frente al miedo que algunos quieren sembrar”. El alcalde ha señalado que “las religiones no son el problema, sino aquellos que se apoyan en ideas presumiblemente religiosas para acabar con otras vidas”, y ha instado a los vecinos a que, si son conocedores de la radicalización de algunas posiciones, lo denuncien para intentar prevenir atentados como los ocurridos”.

Guadalajara, desde que España se encuentra en nivel de alerta 4, también adopta medidas preventivas, tal y como ha explicado Román, en lugares de gran concurrencia de público. Entre ellas se encuentra la instalación de obstáculos móviles o de otro tipo para impedir el acceso de vehículos a los mismos.