La feria, presentada por el alcalde de Guadalajara, , junto al empresario de El Coso de las Cruces, y el gerente, Álvaro Polo, llegará en septiembre con 15 eventos taurinos que se desarrollarán desde el miércoles 11 hasta el domingo 15, eventos y carteles de altura para los amantes del toro, entre los que también cabe reseñar los encierros populares.

El primer gran festejo será el de rejones el jueves 12, con ganadería de y los toreros Rui Fernández, Leonardo Hernández y Lea Vicens; todos ellos entre los primeros del escalafón y triunfadores de feria.

El viernes 13, por primera vez en la historia de la Plaza de Toros de Guadalajara se lidiarán en la misma tarde ocho toros a modo de corrida mixta, con la presencia de la máxima figura actual de rejoneo como es Diego Ventura y le acompañará por segundo año consecutivo , que repite y el toledano , que también tenía que volver después de su actuación en primavera.

Según Polo, la ganadería es de Luis Terrón y y Moreno, y “dejará un antes y un después en la ciudad de Guadalajara”.

El cartel más complejo de confeccionar ha sido el del sábado 14, jornada en la que estarán los dos máximos triunfadores de la feria de San Isidro juntos: Antonio Ferrera y Paco Ureña; a ellos se sumará de nuevo ‘El Fandi’, un torero que repite y que gusta mucho a las peñas, con ganadería brava, de los Hermanos García Jiménez.

El domingo 15 habrá ganadería de Pedrés y el cartel contará con Curro Díaz, Román y Curro de la Casa; festejos a los que se sumará un concurso de recortadores, espectáculo ecuestre y los tradicionales encierros.

Polo ha reconocido que lo más complicado has sido el que “toreros consagrados y rejoneadores de primer nivel o emergentes” aceptaran la modalidad de encierro por la mañana y corrida por la tarde con el mismo toro teniendo en cuenta que según ha reconocido “el nivel del toro de Guadalajara es de los más altos para plazas de segunda categoría”.

Y es que, los encierros, que se celebrarán desde del 12 al 15 de septiembre, son hoy en día uno de los reclamos más importantes de Guadalajara ya que al margen de —la gran referencia nacional— esta ciudad es la única capital de provincia que celebra estos eventos cada día con los toros que se lidiarán por la tarde en el Coso.

Por su parte, Jiménez ha destacado la presencia en esta próxima feria de cuatro puertas grandes y de grandes triunfadores y figuras como Curro o Román, satisfecho con el cartel de este año; una feria “de prestigio y de puerta grande” teniendo en cuenta que la totalidad de los actuantes han estado en San Isidro.

Tras instaurarse por vez primera, en la pasada feria, el Primer Trofeo Iván Fandiño, desde el Coso de las Cruces han anunciado que el galardón se entregará el viernes 13 de septiembre al ganador, Diego Ventura, y se hará en el propio ruedo y el mismo día en el que torea.

Por su parte, en su intervención, el alcalde ha hecho hincapié en la intención del Ayuntamiento de seguir potenciando la feria taurina al entender que conforma “una seña de identidad” de la ciudad de Guadalajara que van a explotar en los próximos años desde el punto de vista turístico para que también sirvan de “acicate” a la economía de ciudad.

“Para este equipo de Gobierno, la fiesta de los toros seguirá ocupando un papel muy destacado en nuestra semana grande porque en Guadalajara no entenderíamos unas ferias sin los encierros y sin las corridas de los toros, eventos ecuestres y los populares concursos de recortes”, ha señalado el alcalde.

Para Rojo, las ferias y fiestas sin los toros no serían los mismo, convencido de que esta feria es también un “importante reclamo”, quien ha querido resaltar también la presencia en esta feria del castellanomanchego Curro de la Casa, que ya abrió la puerta grande como triunfador en el 2018 y el regreso de Ángel Téllez, quien tomó la alternativa en Guadalajara también, donde cortó tres orejas.

Por último, Rojo ha anunciado que desde el mismo momento en que concluyan las fiestas de este año, el Ayuntamiento trabajará en un nuevo modelo en el que se potenciarán también los actos taurinos.

El Coso de las Cruces ha incrementado notablemente su número de abonados, actualmente cuenta con unos 2000, tantos hombres como mujeres, y la media de edad es de 35 años al menos del 35 por ciento de la plaza.

En cuanto al expediente sancionador que abrió la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha por el festejo del 15 de septiembre de 2018, desde el Coso de las Cruces han señalado a preguntas de los periodistas que ya han recibido notificación y han presentado alegaciones y aún no ha sido resuelto.