, ha hecho especial hincapié en la mala planificación de la información que sobre rutas, horarios y tarifas ofrece esta central de autobuses a sus usuarios. Apenas un tablón de anuncios abarrotado de hojas, “sin que se perciba el más mínimo orden o criterio en su distribución” es lo único que pueden encontrar las personas que deseen informarse sobre este transporte público en nuestra provincia. “El siglo XXI no ha llegado a esta estación de autobuses” ha denunciado del Val, que ha pedido colaboración entre administraciones y se ha comprometido con la necesidad de invertir y modernizar este servicio público esencial.

Además del Val aprovechaba esta situación para volver a poner de manifiesto la necesidad de que desde la Junta de Comunidades se impulse un Consorcio de Transportes, como herramienta de coordinación de los servicios y administraciones, que permita mejorar la eficacia y calidad de los mismos.

Morales ha insistido en esta idea, señalando la utilidad de ese Consorcio también para la ciudad de Guadalajara “es importante para conectar por ejemplo los polígonos”. Morales ha criticado el modelo de transporte existente, “partimos de una concepción radial que todo lo trae a Guadalajara y de aquí a Madrid”, pero afirma “no hay una conexión entre municipios, como por ejemplo Cabanillas, Azuqueca o Alovera y los polígonos industriales”.

El actual edil en el Ayuntamiento ha calificado además de “”sinsentido” la situación que se está produciendo en la capital donde “un autobús pagado con fondos públicos viene desde Marchamalo pasando por Guadalajara sin coger viajeros y otro autobús también pagado con fondos públicos sale de Usanos pasando por Marchamalo sin tampoco recoger viajeros”, “a esto hay que darle un sentido y una planificación” asegura.

UNIDAS PODEMOS-IU MUESTRA SU APOYO A LAS EDUCADORAS INFANTILES EN HUELGA

ha aprovechado la comparecencia ante los medios para mostrar públicamente su apoyo a las trabajadoras de Educación Infantil que mantienen hoy una jornada de huelga convocada por el sindicado Comisiones Obreras, por un convenio decente y en rechazo del que se pretende firmar y que “apenas supera el salario mínimo en una profesión altamente feminizada, donde las trabajadoras suman el 90% del total”, explicaba Morales, “y por eso sufren estos altos niveles de precariedad” ha denunciado.

“Sus condiciones ahora mismo apenas superan en 30 euros el salario mínimo y eso en un trabajo con una alta responsabilidad, como es por ejemplo atender a 8 menores de un año o a trece niños entre 1 y 2 años, después de estudiar un bachillerato y una formación profesional de dos años, esto solo se entiende por ser un sector feminizado” reitera y por ello “queremos respaldar a las trabajadoras de educación infantil hoy movilizadas.