De esta forma, en una mesa de trabajo en la que se han abordado las líneas fundamentales de programas a desarrollar para promover el desarrollo rural y la implantación de actividad económica en los municipios de la provincia para el año 2020, Vega ha planteado la posibilidad que está estudiando el de abrir nuevas convocatorias de subvenciones, dirigidas tanto a pequeñas empresas como al sector agrícola y ganadero, ha informado la Institución provincial en un comunicado.

Una de las posibles nuevas líneas de ayuda que está en estudio consistiría en una convocatoria para subvencionar la adquisición de maquinaria de uso cotidiano para pequeños negocios instalados en los pueblos. También podría ponerse en marcha el próximo año una nueva línea de ayudas dirigida a asociaciones agrícolas y ganaderas.

Según ha explicado Vega, “se trata de establecer nuevas líneas de subvención con fondos de la Diputación, que se incluirían en los programas de desarrollo rural que gestionan los grupos de Acción Local, para llegar a cuestiones donde no llegan los fondos europeos”, con el objetivo de “aumentar sus funciones para que sean el principal referente de desarrollo para los pequeños municipios de la provincia y para los pequeños empresarios y autónomos rurales”.