Estas organizaciones denuncian que el proyecto que lleva a cabo el Consistorio, de acondicionamiento de la ribera del Henares, es una obra con un coste “desproporcionado”, que duplica equipamientos, innecesaria, que “desnaturaliza el río” y no es “nada sostenible”. “También, es ajena a la normativa y pone en peligro la cofinanciación europea”.

“La intervención supone una gran modificación del proyecto inicial, no cumple con los objetivos ni con los requisitos de participación que marcan los fondos EDUSI”, han denunciado los convocantes, que han alertado de que es precisamente eso lo que “pone en peligro la anunciada cofinanciación con fondos europeos del 80%, 1.100.000 euros, que puede que nos toque pagar a los guadalajareños”.