Noventa bodegas y cooperativas de toda Castilla-La Mancha abrieron ayer sus puertas al público con el objetivo de dar a conocer a la ciudadanía en general sus instalaciones y los detalles que rodean todo el proceso de elaboración de los vinos castellano-manchegos.

Esta actividad, que tuvo una acogida extraordinaria entre los ciudadanos de la región y personas llegadas de otros puntos de la geografía nacional, sirvió para poner el broche final a la I Cumbre Internacional del Vino que se ha celebrado estos días en el que ya es considerado el Gran Viñedo del Mundo, no sólo por la extensión de sus viñedos sino muy especialmente por la calidad de sus vinos.

Multitud de personas disfrutaron de una jornada lúdica en la que han podido realizar diversas actividades relacionadas con la viticultura. Recorrer viñedos, descubrir las diferentes variedades de uva, participar en el proceso de elaboración de los vinos desde que la uva llega a la bodega hasta que el vino sale de ella para su comercialización, fueron sólo algunas de las innumerables propuestas de esta Jornada de Puertas Abiertas que ha contado con la complicidad de todo el sector vitivinícola.

En la Jornada tampoco faltaron las degustaciones y catas comentadas de vino, que sirvieron para que los visitantes probasen los vinos que se elaboran en cada una de las bodegas y cooperativas, e interpretasen los sabores, aromas y olores de este producto.

Vinos de diferentes Denominaciones de Origen de Castilla-La Mancha, de la IGP ‘Vinos de la Tierra de Castilla’, de la Marca de Calidad Diferenciada ‘Cueva’ y de diversos Pagos Vitícolas fueron degustados por los visitantes en esta original experiencia que ha servido para atraer visitantes y dar a conocer las peculiaridades de las bodegas y de los excelentes vinos que se producen en Castilla-La Mancha.

La I Cumbre Internacional del Vino ha sido la mayor iniciativa que se ha llevado a cabo en para poner en valor los vinos de una región. Junto a la Jornada de Puertas Abiertas a las Bodegas, la Cumbre también ha contado con una Conferencia Internacional del Vino en la que han participado expertos de todo el mundo que han tratado temas de interés para el sector, como el marketing, la modernización de la viticultura, el futuro de los mercados o los vinos que demandan países como , , Reino Unido y .

Además, ha sido el marco elegido para celebrar el Concurso Internacional de Vinos ‘Tempranillos al Mundo’, en el que han concurso 500 muestras de vino de doce países diferentes.

La Cumbre también ha sacado el vino a la calle mediante la denominada Noche en Vino, que se celebró simultáneamente en doce ciudades de la región englobando cultura, gastronomía y turismo, en torno al vino.