Efectivos de la Guardia Civil y Policía Nacional de Torrelavega han detenido a seis personas por estafar más de 64.000 euros a doce empresas de diferentes comunidades autónomas a las que compraban embutidos, queso y vino y no pagaban, vendiendo después el género más barato, o a precio de coste, a bares y restaurantes.

La operación, denominada ‘Jabugo’, se llevó a cabo los pasados 7 y 8 de octubre, cuando fueron detenidos los seis acusados, de entre 22 y 49 años, por un delito de estafa por el método conocido como del ‘Nazareno’, y por pertenencia a grupo criminal, han informado este viernes fuentes policiales.

Los detenidos responden a las iniciales VC.M.R., MJ.DR.S., A.DM.R., JR.R.E., BS.C. y J.V.V.. Junto con otros dos, D.G.C. y D.G.J., con menor participación en la trama, formaban parte de un grupo organizado de estructura piramidal que habría cometido la estafa desde el pasado mes de enero.

Las doce empresas afectadas son de Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, , País Vasco, Castilla- y , y se dedican en su mayoría a la venta al por mayor de productos cárnicos, embutidos, lácteos y vino.

Para cometer la estafa, los acusados habían creado una sociedad mercantil y dos sociedades civiles, con sus correspondientes datos fiscales, cuentas corrientes, direcciones comerciales y de correo electrónico, con el objeto de dar apariencia de legalidad a su actividad y transmitir confianza a los mayoristas y proveedores.

A los detenidos se les intervino documentación sobre la creación de las tres empresas y las respectivas cuentas corrientes, así como facturas y albaranes de las compras realizadas a las empresas.

Su modo de actuar consistía en solicitar un pedido a las empresas por la mayor cantidad de género que éstas les podían servir y, una vez recibido el producto, lo vendían rápidamente a bares y restaurantes por igual o menor precio que el de compra.

Como a estas empresas se les suele pagar mediante letras o pagarés a dos o tres meses, cuando el empresario que suministraba el producto quería hacer efectivo el pagaré, se encontraba con que en la cuenta facilitada no había dinero y se lo devolvían. Tras intentar contactar con los compradores, sin conseguirlo, caían en la cuenta de que habían sido víctimas de una estafa.

INVESTIGACIÓN DESDE MAYO

La investigación conjunta por parte de ambos cuerpos se inició el pasado mes de mayo, cuando se tuvo conocimiento de que VC.M.R., conocido de la Policía, estaba estafando a empresas por el método del ‘Nazareno’.

El sospechoso fue arrestado el 24 de mayo, al pesar sobre él una orden de detención dictada por un Juzgado de Santander. En ese momento llevaba albaranes de compra y otra documentación, entre ella contrato de creación de una sociedad que había tenido tratos comerciales con, al menos, nueve empresas de embutidos, vinos y quesos, que, según sus responsables, le habían enviado sus productos y no había recibido cantidad alguna de dinero.

Igualmente, indicaron que les había facilitado un teléfono de contacto que dejó de funcionar cuando iniciaron las reclamaciones por impago. Sin embargo, las empresas no habían denunciado los hechos, al tener cubiertos los riesgos con sus seguros.

Los investigadores se pusieron en contacto con las compañías de seguros respectivas y corroboraron sus sospechas, detectando el pasado 2 de octubre la primera estafa en Cantabria en un área de servicio de la localidad de Pámanes.

A partir de ahí se identificó a todos los miembros de este grupojerarquizado, cuyos dirigentes son VC.M.R. y JR.R.E., que se encargan del estudio y planificación de las estafas y son los que contactaban con las empresas para efectuar los pedidos y recoger la mercancía.

El resto de detenidos, todos ellos con antecedentes penales y a los que no se conoce medio de vida lícito, realizarían tareas de distribución de la mercancía.

Los dos ‘cabecillas’, VC.M.R. y JR.R.E., y un tercero, A.DM.R., pasaron a disposición judicial, mientras que los otros tres quedaron en libertad con cargos.