El Palacio de Congresos y Exposiciones de Albacete se convertirá hasta el próximo viernes, día 12 de este mes, es un referente en la lucha contra el cambio climático, siendo la II Convención sobre Cambio Climático y Sostenibilidad en España la primera reunión importante que se celebra a nivel nacional después de la cumbre de Copenhague.

Bajo el lema “es más rentable y barato luchar contra el cambio climático que no hacerlo”, el objetivo que se persigue no es otro que mostrar las oportunidades económicas y sociales que el cambio climático puede ofrecer a la sociedad del siglo XXI, sobre todo en tiempos de crisis, al tiempo que se conciencia a la población de que este fenómeno es una realidad incuestionable que nos atañe a todos.

“La lucha contra el cambio climático: un deber moral y ético”

Tras mantener una reunión en el Hotel Beatriz de la capital albaceteña con los conferenciantes Rajendra Pachauri y Gro Harlmen Brundtland, el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, inauguraba de manera oficial la II Convención sobre Cambio Climático y Sostenibilidad en España destacando la necesidad de luchar contra este fenómeno desde el consenso, apostando por una Ley de desarrollo sostenible en la que “la vida se cotice más que la bolsa”.

En su opinión,”cada cual tiene que hacer lo que pueda en su propio ámbito”, por lo que si la preocupación por el cambio climático es social, la actuación debe ser una responsabilidad compartida “que nos compete a cada uno de nosotros como individuos y a todos como sociedad”. En este sentido, Barreda recordaba que “en Castilla-La Mancha se ha buscado un acuerdo social, porque en esta cuestión todos debemos tener protagonismo y responsabilidad”.

El jefe del Ejecutivo autonómico sostiene que “la lucha contra el cambio climático es no sólo una cuestión científica, sino un deber moral y una cuestión ética para el conjunto de la Tierra”, señalando que” la inacción es un verdadero perjuicio a medio plazo”.

Barreda apuntaba que estamos ante un asunto fundamental para garantizar un futuro viable a las generaciones venideras, y recordó que luchar contra el cambio climático no es sólo más rentable, tal y como reza el lema de la Convención, sino que, además, es también “más razonable, más humano, más social y más justo”.

Pacto contra el Cambio Climático de C-LM

En su opinión, las políticas de cambio climático son también una oportunidad frente a la crisis económica. En este sentido Barreda recordaba que el consenso que existe en Castilla-La Mancha va a permitir el desarrollo del Pacto contra el Cambio Climático, firmado el 7 de octubre con 16 colectivos y agentes sociales de la Región y al que ya se han adherido siete entidades más.

Según explicaba Barreda, este acuerdo tiene su propio foro de participación social en el Consejo Regional del Clima, donde toda la sociedad castellano-manchega y las administraciones se sientan a dialogar y a buscar posturas conjuntas en la lucha.

Para el Presidente regional, este Pacto es fundamental para el desarrollo consensuado de la Estrategia Regional de Mitigación y Adaptación frente al Cambio Climático de Castilla-La Mancha, que incluye más de 290 medidas, de las que 220 son de mitigación, 65 de adaptación y 5 de cooperación al desarrollo.

Barreda señaló que “el compromiso de Castilla-La Mancha comienza por cumplir con los acuerdos internacionales, como el protocolo de Kyoto que ha llevado a las instalaciones afectadas por el comercio de emisiones a reducir las mismas en un 5% en el horizonte de 2012”.

CLM: Líder en producción de energías renovables

El presidente destacó además la posición de liderazgo de Castilla-La Mancha en producción de energía limpia y recordó que el objetivo es lograr que el 100% del consumo eléctrico de la región tenga su origen en energías renovables en 2012, dejando de emitir así 5,5 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera. “Las energías que no se consumen son las más limpias”, añadía.

“Ello nos llevará a una reducción muy importante de nuestra dependencia energética y a una reducción nada desdeñable en la emisión de gases de efecto invernadero”, apuntó Barreda, quien recordó que las empresas del sector de las energías limpias cuentan con más de 12.000 empleos creados en relación con la construcción y mantenimiento de las infraestructuras de producción eléctrica, y 5.000 puestos más previstos con las nuevas instalaciones, sin olvidar los 3.000 empleos relacionados con la industria instalada en la Comunidad Autónoma para la construcción de generadores eólicos, palas, o placas solares.

Castilla-La Mancha tiene un “modelo sólido y coherente” que nos permite producir el 70% de la energía que consumimos a través de la energía eólica, la termosolar o la fotovotaica. Barreda hizo referencia además a la apuesta del Gobierno regional por la racionalidad en la gestión del agua y su oposición a la instalación de un Almacén Temporal Centralizado de residuos nucleares en la región.

Barreda espera que los debates y las conclusiones de la II Convención de Cambio Climático y Sostenibilidad en España que se celebra en Albacete sirvan para la próxima reunión de la Agencia Internacional de la Energía que se celebrará en Toledo los días 16 y 17 de marzo, consiguiendo compromisos más concretos que los alcanzados en la última Cumbre de Copenhague.

“Los ayuntamientos tienen mucho que decir y qué hacer”

Por su parte, la alcaldesa de Albacete, Carmen Oliver, destacó la posición privilegiada de la ciudad durante la celebración de la II Convención, convirtiéndose en todo un referente mundial en el ámbito de la investigación y la búsqueda de soluciones al fenómeno del cambio climático.

Oliver hacía referencia a las políticas medioambientales y de sostenibilidad que está impulsando el Ayuntamiento de Albacete a la hora de fomentar una “economía verde”. En su opinión, “los ayuntamientos tiene mucho qué decir y qué hacer en la lucha contra los efectos del cambio climático, ayudando a preservar la biodiversidad y el medio ambiente con políticas valientes”.

Carmen Oliver finalizaba su intervención dando la bienvenida a los asistentes y destacando la importante oportunidad que supone para Albacete acoger un evento de estas dimensiones “para que nos visiten y nos conozcan”.

Hacia un modelo más sostenible

La directora general de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, María Jesús Rodríguez, afirmó que esta Convención es especialmente oportuna, ya que acaba de concluir la conferencia de Copenhague y de comenzar la etapa de España al frente de la Presidencia Europea, deseando que la próxima cita para abordar el fenómeno del cambio climático, que tendrá lugar a finales de año en México, se nutra de todas estas experiencias para poder ser más productiva que la conferencia danesa, consiguiendo objetivos “más sólidos, ambiciosos y equitativos con el medio ambiente”.

En su discurso, María Jesús Rodríguez señalaba que “el cambio climático no puede ser cuestionado porque es una realidad innegable”. En su opinión, “sostenibilidad y cambio climático van de la mano”, por lo que es necesario poner en marcha un nuevo modelo productivo respetuoso con el medio ambiente, en el que se contemplen iniciativas y nuevas oportunidades para relanzar la economía en tiempos de crisis, ya que “el modelo económico actual se ha demostrado que no es sostenible”.

En este sentido apuntaba que “España está decidido a apostar por este nuevo modelo productivo, impulsando para ello un cambio de modelo energético”. La directora general de Calidad y Evaluación Ambiental destacaba la Ley de Economía Sostenible del Gobierno central donde, además de impulsar iniciativas sostenibles y de eficiencia energética, contempla un nuevo modelo de movilidad.

María Jesús Rodríguez señalaba a Castilla-La Mancha y Albacete como un claro ejemplo de modelo sostenible en la lucha contra el cambio climático, siendo pioneras en la producción de energías renovables.

La II Convención

Las instituciones públicas y privadas que conforman la organización de este importante encuentro, el Gobierno de Castilla-La Mancha, el Ayuntamiento y la Diputación de Albacete, la Universidad de Castilla-La Mancha, la Fundación CONAMA, la Confederación de Empresarios y la Federación de Asociaciones de Jóvenes Empresarios de Castilla-La Mancha y el Observatorio de la Sostenibilidad en España, han hecho suyo el objetivo de mostrar las oportunidades económicas y sociales que el cambio climático puede ofrecer a la sociedad del siglo XXI.

La Convención, que se desarrollará hasta el próximo 12 de febrero, está destinada a técnicos de empresas, ayuntamientos, administración regional y central, científicos, estudiantes, público en general.

El objetivo argumental es exponer, documentar y debatir orientaciones e itinerarios para la adaptación y aprovechamiento del cambio climático, comprendiendo su impacto en el medio ambiente, la industria, la ciudad, las administraciones y el ciudadano. El desarrollo de los trabajos de la Convención se realizará en tres importantes bloques estructurales: ponencias marco, mesas redondas y talleres. Además, se celebrarán diversas actividades como la reunión de la Red de Observatorios de Sostenibilidad de España o la ruta de las energias limpias que recorrerá la provincia de Albacete.

Las ponencias marco serán expuestas por el Presidente del Panel Intergubernamental contre el Cambio Climático de Naciones Unidas y Premio Nobel de la Paz 2007, Rajendra Pachauri, encargado de ofrecer la conferencia inaugural, la ex Primera Ministra de Noruega y responsable del informe “Nuestro Futuro Común” de la ONU, Gro Harlem Brundtland y el experto mundial en materia de medio ambiente y sostenibilidad, Juan Verde, quien cerrará la Convención.

Un encuentro sostenible que es un verdadero ejemplo de respeto ambiental ya que durante los días que dude la Convención llevará a cabo una compensación de la emisión de CO2 que se generen por la celebración del encuentro. Además, toda la difusión de la información se realizará en formato digital y en papel 100% reciclado. El transporte público será gratuito para los congresistas, la hostelería será sostenible para sus huéspedes y se establecerá en el Palacio de Congresos un sistema de recogida selectiva de residuos.

La Convención cuenta con la presencia de cerca de 1.500 personas, de las cuales el 15 por ciento son profesionales y técnicos del ámbito de la investigación y la formación; el 48 por ciento son empresas privadas especializadas en energías renovables, ingenierías, consultoras o centros de investigación; y el 27 por ciento responde a personal de las Administraciones Públicas e instituciones locales, autonómicas y estatales.