La consejera de Industria, Energía y Medio Ambiente, Paula Fernández, ha anunciado ante más de un millar de personas “el éxito de participación y la calidad de los mensajes en la II Convención Nacional sobre Cambio Climático y Sostenibilidad que, con más de 1.600 personas inscritas, ha reunido en la ciudad de Albacete a líderes mundiales y expertos internacionales en políticas de lucha y mitigación ante los efectos del cambio climático”.

Con estas palabras, la consejera ha afirmado que “todos los profesionales, investigadores, profesores y técnicos, que han participado en las siete mesas redondas y en las tres ponencias marco, han concluido que “el cambio climático es una realidad incuestionable que requiere de la implicación de toda la sociedad”. En este sentido, la ex Primera ministra noruega, Gro Harlem Brundtland, resaltó durante su ponencia que “el cambio climático está constatado y es inmoral ignorarlo”.

Bajo esta premisa, los ponentes han debatido, analizado y estudiado acerca de las políticas y estrategias ante el cambio climático, el papel de la energía, cómo afrontar los nuevos retos y el desarrollo de políticas de lucha contra el cambio climático desde el medio rural.

En esta línea, la titular de las políticas medioambientales del Gobierno regional ha señalado que “una de las conclusiones principales de esta Convención es que la sostenibilidad es la respuesta estratégica ante el cambio climático. Se trataría de poner en marcha políticas agrarias, forestales y de mantenimiento de la biodiversidad de manera conjunta y coordinada en el seno de la Unión Europea”.

Precisamente, ha recordado, “estas son algunas de las líneas de actuación que recoge la Estrategia regional de Mitigación y Adaptación al Cambio Climático en Castilla-La Mancha que, con más de 290 medidas, continua en proceso de participación pública”.

Asimismo, otro de los análisis estratégicos realizados en esta Convención es el papel de las energías renovables, una apuesta en la que Castilla-La Mancha tiene un especial protagonismo en el ámbito internacional. En este sentido, Fernández ha manifestado “la necesidad de diseñar un nuevo modelo energético en el que el papel de las energías renovables es trascendental, un modelo que ya estamos desarrollando en nuestra región”.

Estas políticas prioritarias para el Gobierno del presidente Barreda nos permite hoy hablar de las oportunidades que presenta la consolidación de un modelo de desarrollo compatible con el medio ambiente y las políticas de lucha contra el cambio climático, a través del fomento de sectores que -como las energías renovables, las Tecnologías de la Información y el Conocimiento- aportan nuevas perspectivas de empleo, riqueza y progreso para nuestros pueblos y ciudades”.

En el diseño, tanto de este nuevo modelo energético como del resto de medidas que hay que acometer de inmediato para mitigar los efectos del cambio climático, es necesaria la concienciación y la implicación de todos los ciudadanos. Por ello, “el principal reto que hemos de afrontar es la modificación de los hábitos de consumo y movilidad, así como del ahorro y la eficiencia energética”.