Según apuntaba el Presidente del Panel Intergubernamental contra el Cambio Climático (IPCC) esta organización impulsada por la ONU se encarga de analizar los efectos del calentamiento global del planeta a través de la elaboración de informes, apoyados por todos los gobiernos del mundo, con una importancia mayor que la científica.

“No se puede cuestionar el cambio climático”

Pachauri hacía referencia a los resultados obtenidos en el cuarto y último informe elaborado por el IPPC para aseverar sin ninguna duda que “el calentamiento del sistema climático es inequívoco”, ya que “la evidencia científica sobre este fenómeno está fuera de toda duda”.

En este sentido apuntaba la tendencia al alza de las temperaturas en los últimos 50 años. Un calentamiento que, según señalaba, ha contribuido al deshielo de los polos, aumentando el nivel del mar en 17 centímetros. “Un aumento que puede parecer pequeño pero que es muy devastador en las zonas costeras afectadas por huracanes o ciclones”, añadía.

Además del incremento de temperaturas y del nivel del mar, el Presidente del IPCC señalaba otras consecuencias derivadas del cambio climático como son el incremento de los incendios forestales en la cuenca mediterránea y la ola de calor del pasado 2003.

Emisiones de CO2

De cara al futuro, las palabras de Rajendra Pachauri no han sido muy alentadoras. Según apuntaba, “los efectos que tendrá el cambio climático en el siglo XXI serán todavía peores” debido a la gran cantidad de gases de efecto invernadero emitidos a la atmósfera.

Las estimaciones realizadas por el IPCC calculan, en el mejor de los casos, un incremento de temperaturas de 1,1 grados centígrados, y de 6,4 en el peor. Una situación que, según Pachauri, podría provocar cambios en las precipitaciones, disminución de los recursos hídricos, reducción de las especies o aumentos en el deshielo.

“Revolución Industrial verde”

Ante esta situación, Pachauri apuesta por impulsar una “nueva revolución industrial verde” y una gestión sostenible de las fuentes energéticas como herramientas necesarias para luchar contra el cambio climático. Además, sostiene que es imprescindible que se produzca un cambio de mentalidad entre los consumidores para conseguir una reducción eficaz de las emisiones de CO2 a la atmósfera. En definitiva, una revolución verde de la mano de políticas sostenibles, desde el punto de vista energético, basada en la tecnología.

El presidente del IPCC sostiene que los gobiernos deben fomentar políticas de desarrollo sostenible y eficiente entre el tejido productivo. En su opinión, se está avanzando en concienciación sobre el impacto económico del cambio climático, sin embargo “la acción de los gobiernos ha sido demasiado lenta”.

España: referente mundial

Pachauri sostiene que la lucha contra el cambio climático se podría evitar con la aportación del 3% del Producto Interior Bruto mundial. Además de frenar este fenómeno, la sociedad conseguiría importantes beneficios sociales y económicos de la mano de un nuevo modelo productivo basado en las energías renovables que fomentaría “empleos verdes”. Un escenario donde “España juega un papel muy importante”.

El presidente del Panel Intergubernamental contra el Cambio Climático destacó la posición de liderazgo que ocupa España en materia de energías renovables, otorgando a nuestro país una importante posición competitiva en un mercado globalizado con baja producción de carbono.

El reto de España, según Pachauri, es la incorporación de las energías limpias al sector de la construcción.