El presidente del Comité de Organización de la II Convención sobre Cambio Climático y Sostenibilidad en España , Ramón Sotos, ha destacado la importancia que supone para Albacete acoger por segunda vez un acontecimiento de estas características. “No es por casualidad, sino porque desde el punto de vista público y privado hemos conseguido hacer del debate de la lucha contra el Cambio Climático una oportunidad de desarrollo, innovación y modernización de nuestro modelo productivo, generando riqueza y empleo”, añadía.

Según explicaba, el gran objetivo que persiguen promoviendo esta Convención es situar a Albacete y a Castilla-La Mancha a la vanguardia en el cambio de modelo productivo y de consumo, para salir reforzados de la crisis ambiental, social y económica. “De las crisis se puede salir derrotado o mejorado y nosotros aspiramos a que esta Convención sirva para que Albacete salga fortalecida”, apuntaba.

Políticas municipales contra el Cambio Climático

En relación a las políticas puestas en marcha desde el Ayuntamiento de Albacete para impulsar un modelo productivo y de consumo más sostenible, Ramón Sotos explicaba que en estos momentos están llevando a cabo la revisión del Plan de Acción Local, más conocido como la Agenda Local 21. De las ocho líneas estratégicas de actuación que incorpora, una de ellas está dedicada especialmente a la lucha contra el Cambio Climático, con tres importantes áreas de trabajo: mitigación, adaptación y captación de CO2.

Reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero

Entre las iniciativas de mitigación, el consistorio albaceteño asume los compromisos adoptados por España y la Unión Europea en lo que a reducción de emisión de gases de efecto invernadero se refiere. Para ello Sotos considera que “es imprescindible conocer la realidad de Albacete”, por lo que han realizado un estudio de gases de efecto invernadero para saber qué porcentaje producimos con respecto a 1990, tanto los gases industriales, agrícolas y ganaderos, como los difusos ligados a la movilidad y los edificios.

Una vez conocidos los resultados se plantearán las acciones necesarias a través de la elaboración de la nueva Ordenanza de la Energía, realizando una apuesta clara por el ahorro y la eficiencia energética, e impulsando las energías renovables en el término municipal de Albacete. Para ello, se reformará todo el edificio municipal para que sea más eficiente, desde el punto de vista energético, con una inversión de más de 2 millones de euros, y además se colocarán tejados solares en el edificio del Ayuntamiento y en las cubiertas del Mercado de Villacerrada y del Palacio de Congresos y Exposiciones a lo largo de 2010, enmarcándose ambos proyectos dentro del II Fondo Estatal de Inversión Local.

El concejal de Sostenibilidad apuntaba que dentro de las actuaciones de mitigación se encuentran también las iniciativas encaminadas a mejorar la movilidad de Albacete. En este sentido, se revisará el Plan de movilidad actual para elaborar uno de ciclabilidad. Sotos recordaba que hasta la fecha se han mejorado los aparcamientos y el servicio de autobuses, fomentando además el uso de la bicicleta. “Contamos con más de 150 kilómetros de carril bici en la Ribera del Júcar, la Ruta del Quijote, la Vía Verde y los caminos naturales”, añadía.

Adaptación a los efectos del Cambio Climático

La segunda línea de actuación del Ayuntamiento de Albacete contra el Cambio Climático hace referencia a aquellas medidas encaminadas a paliar los efectos derivados de este fenómeno. Sotos apuntaba la necesidad de adaptarnos a condiciones climatológicas extremas con periodos de sequia o de precipitaciones abundantes.

Para adaptarnos a esta realidad, el consistorio albaceteño está realizando ya actuaciones para ahorrar agua en todos aquellos escenarios que dependen del Ayuntamiento. Además, se ha firmado un acuerdo con la Confederación Hidrográfica del Júcar para realizar un estudio, por valor de más de 500.000 euros, para crear un Plan que permita evitar inundaciones en el término municipal de Albacete.

Captación de CO2

La tercera gran área de trabajo consiste en la captación de dióxido de carbono (CO2), aumentando el espacio forestal y arbolado de Albacete. En este sentido, Sotos señalaba dos proyectos municipales, aprobados y adjudicados, para que antes del invierno de 2011 estén reforestadas más de 150 hectáreas del término municipal albaceteño para fijar CO2.

Concienciación ciudadana

En relación a las políticas de concienciación y sensibilización ambiental, Sotos ha señalado que “esta Convención es un ejemplo de la apuesta tan potente que está haciendo el Ayuntamiento de Albacete en la lucha contra el Cambio Climático”. En su opinión, “este fenómeno es una realidad ineludible y no podemos mirar para otro lado”.

El presidente del Comité Organizador de este evento está convencido de que “cada uno de nosotros, con nuestros comportamientos individuales podemos hacer mucho en la lucha contra el Cambio Climático con gestos sencillos, manteniendo nuestra calidad de vida”.

Sotos sostiene que los consumidores tiene la fuerza suficiente como para condicionar a los empresarios para que sus productos sean más eficientes energéticamente y más sostenibles, penalizando aquellos que no lo sean. “Son la palanca que puede hacer mover a los empresarios, científicos y políticos para que se produzca el cambio de modelo productivo”, apuntaba.

Ejemplo ambiental

Ramón Sotos destacaba las iniciativas puestas en marcha durante la II Convención sobre Cambio Climático y Sostenibilidad en España para convertirse en un encuentro sostenible en sí mismo. Un auténtico ejemplo de respeto ambiental, ya que durante los días que se celebre este evento se llevará a cabo una compensación de la emisión de CO2 que se genere. Además, toda la difusión de la información se realizará en formato digital y en papel 100% reciclado. El transporte público será gratuito para los congresistas, la hostelería será sostenible para sus huéspedes y se establecerá en el Palacio de Congresos un sistema de recogida selectiva de residuos.

Sotos apuntaba que “los poderes públicos además de crear normas para caminar hacia la sostenibilidad, debe promover pequeños gestos, elementos de concienciación y sensibilización, que sirvan de ejemplo al resto de ciudadanos”. En su opinión, es necesario cambiar nuestro modelo actual de vida por otro más sostenible donde nuestro bienestar esté asegurado, pero también el de las generaciones futuras.