Hoy en este articulo de opinión, último del presente año, quiero incidir en un tema que ya fue abordado con bastante profundidad en unas jornadas de debate sobre el sector eléctrico celebradas el pasado jueves, día 11 de diciembre, en Albacete, organizadas por la Unión de de la ciudad, y que constituye una gran preocupación para los ciudadanos en su faceta de usuarios del sector eléctrico de cara al ejercicio 2009. En dichas jornadas se evidenciaron los gravísimos incumplimientos que las compañías eléctricas cometen y que atentan gravemente contra los derechos y legítimos intereses económicos de los consumidores y usuarios.

Entre otros temas se trataron: La eliminación de las oficinas de atención al público, la falta de lectura del consumo en cada factura emitida, o la forma de facturar a los cerca de 1.100.000 afectados de la desaparecida tarifa nocturna desde el 1 de octubre, fecha en la que según el Real Decreto que establece la entrada en vigor de la tarifa de discriminación horaria desde el 1 de julio, también establece conceder a las empresas una moratoria de tres meses en la adaptación de los equipos de medida y lectura adaptada a los horarios punta y valle, es decir, a partir del 1 de octubre.

Pues a fecha de hoy los equipos de medida no se han cambiado ni adaptado y se sigue facturando igual que desde el 1 de julio, estimativamente aplicando el 69% del consumo a las horas valle y el 31% a las horas punta, cometiendo una irregularidad en cuanto al cumplimiento de la normativa vigente, que además perjudica económicamente a los usuarios.

Por estas razones es por lo que entre las conclusiones de las jornadas de debate sobre el sector eléctrico ya mencionadas, se decidió pedir amparo a la consejería de Industria de Castilla La Mancha para que impida esta vulneración fragrante de la Ley por parte de las empresas suministradoras, ante la que los consumidores nos sentimos totalmente indefensos. Motivo por el que no se descarta que la Unión de Consumidores de Albacete estudie la posibilidad de acudir a los tribunales de Justicia en demanda de compensaciones por los perjuicios causados a los usuarios del sector eléctrico.

Por si lo expuesto anteriormente no fuese suficiente, tras las reuniones celebradas el pasado lunes, 15 de diciembre, por las comisiones de energía CNE y de Hidrocarburos, tuve conocimiento de la subida del 3,5% que el ministerio de Industria y Energía va a aprobar en el consumo de la electricidad para el primer trimestre de 2009. Por todo ello, en una reunión que celebramos todos los miembros del Consejo de Consumidores y Usuarios CCU en Madrid, el pasado 16 de diciembre, donde estamos integradas actualmente las diez asociaciones de ámbito estatal mas representativas del país, hicimos la oportuna denuncia pública, y a continuación una petición ante el ministro de Industria y Energía al objeto de manifestar nuestro rechazo a la subida propuesta, exigiendo la congelación de las tarifas para todo el año.

Esta subida no está justificada, dado el descenso del precio de las materias primas y la subida media del 11% ya producida durante este año 2008. De llevarse a cabo dicho incremento, podríamos terminar el año 2009 con una subida rondando el 12 ó 14% (un nuevo Regalo Navideño para las empresas eléctricas).

El criterio que se tiene desde el ministerio de Industria y Energía para continuar con estas subidas inaceptables es el manido déficit tarifario. Pues bien, con los datos facilitados por la propia Comisión Nacional de la Energía, consideramos desde nuestra Organización que ese déficit no existe, que es artificial, ya que los costes de la producción de la electricidad están inflados en un 40% aproximadamente.

Los consumidores estamos de acuerdo y aceptamos, porque así lo dispone una directiva Europea, pagar por el valor real de lo que consumimos, pero no los costes manipulados por las empresas productoras. Entendemos que para ajustar esos precios a las tarifas, las facturas deben de ser claras, trasparentes y objetivas, debiéndose para ello modificar el sistema de cálculo de costes de la energía, la eliminación del déficit tarifario y la revisión de la estructura de precios y costes antes de establecer cualquier subida de tarifas.

Por otra parte y en relación a la tarifa de último recurso y oficina de cambio de suministrador que entrará en vigor el próximo mes de junio, considero que de acuerdo a las propuestas del Ministerio hay que mantenerlas, cuanto menos en cuarentena, por entender que en poco o nada beneficiará a los consumidores ni cumplirá el objetivo de abrir y liberar el mercado.

Por último, me parece inaceptable el desarrollo de la normativa eléctrica sin resolver previamente las medidas de protección al consumidor, en especial la adscripción de las empresas suministradoras de energía al Sistema Arbitral de Consumo. El actual modo de cálculo estima por igual todas las fuentes de producción de energía al precio marginal (el modo mas caro), que corresponde a la generación del ciclo combinado, provocando un sobre coste que es el que da origen al déficit tarifario.

Por ello consideramos que es este un asunto de responsabilidad exclusiva de la Administración, que así lo decidió y lo acordó en el pasado por el Gobierno de turno, favoreciendo a las compañías, sin que los consumidores hayan intervenido en la decisión ni en su cálculo. Entendemos que los usuarios no debemos pagar esas cantidades.

Por todo lo anterior, desde la Unión de Consumidores proponemos una profunda revisión de los precios de la energía eléctrica, teniendo en cuenta la variedad de componentes que intervienen para el año 2009, entre otros: La eliminación del déficit tarifario, eliminar del impuesto de la electricidad las ayudas a la minería del carbón por estar ya amortizadas y revisar con mucha atención las primas al régimen especial de energías renovables teniendo en cuenta la aparición de un fraude estimado entre el 10 y el 20%, así como la manipulación de los precios por los industriales.