TERTULIA CON LOS RESPONSABLES DEL DE ALBACETE

En el mundo desarrollado se destruyen cantidades inaceptables de alimentos, se estima que en España más de nueve millones de toneladas siguen ese destino cada año. En contraste con esa situación se da la paradoja de que en el mundo desarrollado existen bolsas inadmisibles de pobreza.

La necesidad de afrontar estos problemas está en el origen de los como iniciativa de la sociedad civil, que reúne a personas de diversas procedencias sociales y profesionales, dispuestas a aportar su trabajo voluntario en la lucha contra el hambre y el despilfarro alimentario.

Por ello desde los distintos Bancos de Alimentos a nivel nacional se organiza cada años la Gran Recogida, que tendrá lugar desde este viernes 30 de noviembre, al domingo 2 de diciembre, pudiendo encontrar a los más de 800 voluntarios de Albacete que colaborarán en la misma a las puertas de los supermercados y grandes superficies durante estos tres días.

Una Gran Recogida que el pasado año consiguió entre unos 125.000 y 130.000 kilos de alimentos en el mismo periodo, siendo el total anual recogido por el Banco de Alimentos de Albacete de 1.086.674 kilos, cifras que aun pareciendo impresionantes, son un 26% menos que la cifra de 2016, que fue de 1.468.663 kilos, ya que crisis sigue haciendo de las suyas y por desgracia se recogen menos alimentos, cumpliéndose la paradoja de que sin embargo las necesidades de los mismos sean mayores por las mismas circunstancias. Por ello campañas como esta recogida pretenden que el porcentaje se invierta a su favor para este 2018.

Para hablar de estos temas hemos tenido la ocasión de tener en el plató del Grupo Multimedia de Comunicación La Cerca a algunos de los representantes del Banco de Alimentos de Albacete, que en esta ocasión han sido José Antonio García, presidente del Banco de Alimentos de Albacete; , vocal del Banco de Alimentos de Albacete; y Quico Lledó, también vocal del Banco de Alimentos de Albacete.

Ellos nos han contado que desde el Banco de Alimentos de Albacete desarrollan y difunden el espíritu solidario y los valores humanos necesarios para ayudar a paliar la cruel contradicción manifestada en la coexistencia de excedentes alimentarios y bolsas de pobreza, marginación y hambre, repartiendo así los alimentos a través de entidades reconocidas legalmente, ya que no reparten directamente a personas.

Entidades como Cáritas, asilos o residencias de la provincia, son las que acuden al Banco de Alimentos para poder cubrir las necesidades alimentarias de sus usuarios, trabajando con especial interés para garantizar que el reparto de los alimentos recibidos sea equitativo entre todas las asociaciones atendidas y, a través de ellas, asegurar que los alimentos conseguidos lleguen a quien más lo necesita. Estas entidades, no obstante, han de cumplir una serie de requisitos para poder ser receptoras de alimentos, como son:

  1. Estar legalmente constituida, e inscrita en los registros correspondientes.
  2. Ser un organismo benéfico con el propósito de servir a los colectivos socialmente más desfavorecidos.
  3. Distribuir los alimentos de forma totalmente gratuita.
  4. No discriminar a los beneficiarios de las ayudas que se les pueda prestar
  5. Que las personas que reciben alimentos de las entidades vengan derivadas de los servicios sociales de la Administración y/o trabajadores sociales de Cáritas o de la propia entidad en coordinación con los servicios sociales de los Ayuntamientos.
  6. No utilizar los alimentos recibidos para finalidades contrarias al Banco de Alimentos.
  7. Cumplir con las normas de seguridad alimentaria, especialmente en lo que se refiere a la cadena de frío, consumo y caducidad.

VÍDEO OFICIAL DE LA CAMPAÑA DEL BANCO DE ALIMENTOS

2017, un año de inflexión en muchos aspectos

En el pasado 2017 se invirtió la tendencia ascendente de beneficiarios y ha disminuido la recogida global, los alimentos procedentes de donaciones, colectas y de “La Gran Recogida”, así como las ayudas de empresas y particulares. Sin embargo, desde el Banco de Alimentos de Albacete se han puesto en marcha iniciativas nuevas como el envasado de productos cárnicos para congelación y preparados para distribución a familias, y la recogida en supermercados de los productos alimentarios que son aptos para el consumo pero no adecuados para la venta al público (fecha de caducidad próxima, envoltorios dañados, etc.).

Los voluntarios, una parte imprescindible de los Bancos de Alimentos

Los voluntarios son el soporte y sostén principal de los Bancos de Alimentos y sin ellos sería imposible el funcionamiento de los mismos. Hay voluntarios estables colaborando de una forma fija y presencial en el Banco y eventuales que colaboran en acciones determinadas como las colectas y su clasificación.

En la actualidad el Banco de Alimentos cuenta con un equipo humano de voluntarios que ofrecen su experiencia y conocimientos desempeñando tareas contables, jurídicas o de relaciones públicas necesarias para el buen conocimiento de la Fundación, voluntarios que participan en eventos como operaciones kilo, jornadas o recogidas y que colaboran en el trabajo y organización del almacén, en el que diariamente se encargan del recibimiento y reparto de alimentos, junto con la organización y control del almacén.

Voluntarios sin los que el Banco de Alimentos no tendría razón de ser y de los que, como sociedad, tenemos que estar orgullosos de ellos por intentar hacer de ella un mundo mejor.

De estos, y otros muchos temas, hemos hablado durante la tertulia con representantes del Banco de Alimentos e Albacete. Una tertulia que les invitamos a ver mediante el vídeo que acompaña a este texto para estar más informados de “La Gran Recogida” y del funcionamiento del Banco de Alimentos en la provincia.

VÍDEO OFICIAL DE LA CAMPAÑA HAZTE VOLUNTARIO DEL BANCO DE ALIMENTOS