Aseguran que el año ha comenzado bien, con mucho trabajo, y con el valor seguro que les supone “la solidaridad”. En ese marco del comienzo del año, preparan para este miércoles, 27 de enero una Jornada de Puertas Abiertas en su sede local, ubicada en la calle , 19.

“La última vez que hicimos unas Jornadas de estas características fue hace siete años -introduce Lara-; entonces, tras la renovación y adaptación de ‘la casa’ a las nuevas necesidades quisimos que los ciudadanos comprobaran, en primera persona, lo ‘guapa’ que se había quedado; ahora ya lo saben, pero ese día queremos dos cosas: una, reconocer y agradecer la labor de todos los socios en la provincia de Albacete (donde tenemos casi 14.000, lo que es una fuerza y un valor importantísimo); la otra, abrir ‘la casa’ a la ciudadanía, a Albacete, para que se nos conozca por dentro, para que sepan quiénes son las personas que trabajan allí y al equipo que dirige la Cruz Roja… todo el mundo será muy bienvenido y, sobre todo, les explicaremos esa labor que hacemos (que, muchas veces, se parcela demasiado… y, Cruz Roja, hace muchas más cosas de las que parece o de las que son más ‘visibles’); nos hace mucha ilusión que este próximo miércoles ‘la casa’ esté llena”.

Después de estos siete años, Emilia considera que éste es un buen momento para retomar esta iniciativa de ‘abrir las puertas’ de ‘la casa’ al público “porque, honradamente, tenemos que hacer cada vez más cómplice a la sociedad del apoyo que necesitamos; precisamos que todo el mundo vea que hay mucho problema, que hay muchos colectivos vulnerables, que hay muchas personas que necesitan ayuda y, para hacer eso, tenemos ahí la fuerza inmensa del voluntariado pero necesitamos también otros apoyos, y la comprensión, el cariño y la cercanía de la gente”.

Pérez: “Sabemos que Cruz Roja es una Institución con un tremendo prestigio dentro de la sociedad, pero queremos acercarla todavía más a la gente”

Francisco Pérez reitera que “una de las razones fundamentales de ese día es hacer un reconocimiento a los socios porque sin ellos, gran parte de la intervención que hacemos no podríamos realizarla; ellos son ‘la tercera pata de la mesa’ en que esta Institución se apoya para realizar su labor; nosotros queremos visibilizar lo que hacemos en Cruz Roja… sabemos que es una Institución con un tremendo prestigio dentro de la sociedad, pero queremos acercarla todavía más y hacer cómplice a la sociedad de Albacete para que sepa lo que se hace allí dentro; además, también es un ejercicio de transparencia que se sepan todos los programas que se hacen allí”.

También quieren que ésa del 27 sea una ‘excusa’ para reconocer el trabajo “de esas personas voluntarias que, día a día, dan su tiempo, un ‘trocito’ de su vida y de sus horas, para los demás”, añade.

Al hilo de esto, Emilia señala que “la solidaridad en nuestra provincia siempre es un ejemplo y tenemos actualmente casi 5.000 voluntarios (en torno a 2.000, en la capital albaceteña), y eso sí que es un valor porque, al menos la mitad, tienen una actividad semanal de compromiso serio con la Cruz Roja, y por ello estamos siempre muy agradecidos”.

Explica que “en Cruz Roja, cada quince días, tenemos un curso de formación básica de la Institución y, casi siempre, tenemos en ellos en torno a quince o veinte personas de todos los perfiles, y eso es muy importante porque sin ellos no podríamos hacer lo que hacemos”.

Lara: “Se ha cronificado mucho la pobreza en determinados colectivos y eso es grave, porque prácticamente pasa de generación en generación, de padres a hijos; tenemos que acabar con ese maléfico círculo”

Francisco Pérez afirma que “durante la crisis, la solidaridad ha aumentado; a nivel de la provincia y la capital, la respuesta ha sido muy buena”.

Dicho esto, apunta que “las necesidades que ha planteado la crisis han aumentado enormemente y han llegado a nuestra Institución nuevos perfiles de personas que antes vivían ‘normalmente’ y que, como consecuencia de la crisis, han perdido sus trabajos, sus viviendas… todo eso ha crecido mucho”.

Lara añade que “en lo que respecta a la vulnerabilidad (en los programas que decimos de ‘Atención Social’) hay una realidad muy significativa: que se ha cronificado mucho la pobreza en determinados colectivos, y eso sí que es grave, porque la pobreza prácticamente pasa de generación en generación, de padres a hijos; tenemos que intentar romper ese maléfico círculo de pobreza (que ha aumentado en un año en torno a uno 20%)”

Sobre lo que la crisis ha cambiado en lo interno a Cruz Roja para hacerla capaz de atender esa demanda creciente de ayuda, Lara afirma que “aquí decimos que las dificultades tienen que ser posibilidades, un reto, más ilusión, más imaginación, más pedir ayuda (a las Instituciones, etc.). Podría decirse que estamos preocupados, pero nunca aterrados”, sonríe.

Pérez: “Hemos detectado nuevos perfiles entre la gente que sufre necesidades, como el del trabajador pobre”

Al hilo de lo que apuntaba Francisco (sobre el importante aumento de familias que venían viviendo en situación ‘normalizada’ y que, de repente, se encuentran en necesidad por situaciones sobrevenidas (como el paro) que nunca se hubieran imaginado que sufrirían) le preguntamos si han detectado que es quizá a estas familias a las que más les cuesta reconocer esa situación de necesidad y, por tanto, acudir a una Institución como Cruz Roja para pedir ayuda.

“Sí, lo hemos constatado -explica el presidente Roja-; primero, les cuesta mucho dar el paso de pedir ayuda hasta que son conscientes verdaderamente de la situación que tienen; hemos comprobado que hay nuevos perfiles como ése y como otro que aumenta mucho y que es el del trabajador pobre; son personas que a pesar de tener un empleo, no llegan a final de mes y no pueden pagar un recibo de suministros, o adquirir productos básicos… y que acude a nuestras instalaciones a pedir ayuda”.

En este punto, Lara añade que “ahí la labor del voluntariado también tiene mucha importancia porque es el que está ‘a pie de obra’, en el barrio, y el que puede detectar que en su entorno puede haber alguien con dificultades… en esos casos, le anima a que pida ayuda, o le indica dónde puede acudir; esas personas han de saber que esta Institución (como el resto de las que están en Albacete) tiene ética y privacidad, y eso se respeta, de modo que van a ser muy bien acogidas; a veces, en nuestro propio bloque de vecinos hay situaciones de gente que está pasando por muchas necesidades de las que no somos capaces de darnos cuenta, por eso es preciso que estemos muy atentos para poder detectar esos posibles casos y decirles a esas personas que pidan ayuda porque no van a estar solas”.

Hasta 26 programas volcados en las personas

Hasta 26 son los proyectos que Cruz Roja tiene en marcha en Albacete, pendientes de estos y otros problemas que puedan afectar a cualquier vecino o vecina de la provincia. Por ejemplo, Francisco Pérez nos habla de ese programa de ‘Atención a las Personas’ que “comenzó en febrero de 2015 y busca poner al usuario en el centro de la atención; funciona con un despacho con turnos de dos voluntarios donde al usuario que acude se le hace una pequeña entrevista y desde donde se le deriva a distintos programas (según las necesidades que tenga); la iniciativa está dando muy buenos resultados, es un programa con muchos voluntarios y muy bien preparados”.

El presidente local de Cruz Roja en Albacete nos cuenta que “el programa más demandado es el de ‘Intervención Social’, ése es el que acumula la mayor parte de las intervenciones; son personas en situación de extrema vulnerabilidad (mayores, discapacitados, mujeres víctimas de violencia de género y personas inmigrantes); es el proyecto que más demanda nuestro esfuerzo actualmente”.

Lara: “Cruz Roja no sólo está preparada en ‘la emergencia’ sino mucho antes: prepara a sus voluntarios, los forma”

Para mantener ese tipo de programas (ahora más necesarios que nunca) son imprescindibles los recursos. Tras hablarnos del papel que, en este sentido, desempeñan los socios, apunta a la labor de ayuda que les prestan ciertas empresas: “Las empresas con esa conciencia social son muy importantes, y las tenemos (no muchas, pero las hay); debería haber más todavía, lo mismo este año hacemos algunas ‘visiticas’ a las que aún no nos ayudan… -sonríe- y les pedimos un pequeño esfuerzo”.

Además, también reconoce en este sentido la existencia de donaciones puntuales: “Hay personas a las que lo de la cuota mensual ‘les asusta’ pero que, cuando hay una emergencia, son sensibles a ella y se vuelcan, acuden a la sede personalmente y aportan su donación; y otras personas hacen aportaciones mucho más importantes…”, apunta.

Lara recuerda que Cruz Roja ya ha superado, nada más y nada menos, que los 150 años de existencia, y que “es una Institución que no sólo está preparada en ‘la emergencia’ sino mucho antes: prepara a sus voluntarios, los forma; ahora, por ejemplo, estamos muy orgullosos y contentos por los tres Equipos de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIE) que tenemos en la provincia: el de Comunicaciones, el de Albergue y el Psicosocial”, “y están constantemente preparándose y formándose, porque tienen que estar preparados para cualquier emergencia”, añade Francisco Pérez.

Sobre si el apoyo de las Administraciones durante este tiempo ha podido ser, o no, el adecuado (en lo económico, muy prudentemente Lara explica que “nosotros, en nuestros estatutos, nos reconocemos como auxiliares del Estado, es decir, que trabajamos para que el Estado llegue a quien lo necesita; no obstante (vamos a reconocerlo), indudablemente que siempre se puede hacer un esfuerzo mayor… y yo tengo mucha esperanza en que, si ahora ya estamos un poquitín mejor, que se nos aumente el presupuesto, que se dé más dinero para determinados programas (a nuestra Institución y al resto de Instituciones)”.

En este sentido, Pérez reitera ese mensaje y añade que “hemos pasado una época muy mala en la que ha tenido que tirar de sus fondos propios (para eso tenemos esta base de socios); en las ayudas de la Administración, repito, hemos pasado una época que ha sido mala para todos, pero se ha retomado un buen camino y, por ejemplo, hace poco se firmó un convenio con el Ayuntamiento de Albacete; quejarnos no nos quejamos: nosotros sabemos lo que tenemos que hacer, lo hacemos (y lo vamos a seguir haciendo), pero todas esas ayudas vienen muy bien”.

Lara: “La labor de , que es impresionante en el tema de sensibilización y de formación en la infancia y en la adolescencia”

Sobre esos otros proyectos en los que está inmersa Cruz Roja pero que son menos visibles a la sociedad, Emilia Lara apunta, por ejemplo, lo relativo a “la labor de Cruz Roja Juventud, que es impresionante en el tema de sensibilización y de formación en la infancia y en la adolescencia; trabaja en cambiar mentalidades en el sentido de hacer ciudadanos más solidarios, más respetuosos, más participativos… y esa labor educativa de Cruz Roja en los valores que la distinguen en torno a Derechos Humanos, se hace desde ahí y desde otros Programas con niños y jóvenes”.

Igualmente señala en relación “al tema Salud, que es transversal en muchos programas, desde la infancia hasta los mayores; a los gratificantes programas sobre Medio ”. También Francisco Pérez se refiere “a esos programas que intervienen con la infancia (también a través de los padres), por ejemplo, recogiendo a los niños al salir de la escuela, con apoyos escolares, con actividades lúdicas… son proyectos muy satisfactorios donde vemos que los niños van progresando y que también mejoran las familias en las que están inmersos esos niños (mediantes charlas y cursos a los padres), ahí es donde vemos, verdaderamente, la labor que hacemos”.

Lara: “Las dos palabras ‘mágicas’ para nosotros son ‘inclusión’ e ‘integración’; intentamos todo lo posible para que las personas que no llegan, no se desesperen y puedan llegar”

Ponemos sobre la mesa datos recientes que muestran que España es el país de la en el que más ha crecido la desigualdad desde el inicio de la crisis, tan solo por detrás de Chipre y superando hasta en catorce veces a Grecia, según el informe ‘Una economía al servicio del 1%’ publicado por Intermon.

La distancia entre ricos y pobres ha crecido y en 2015 el 1 % de la población concentró tanta riqueza como el 80 % de los más desfavorecidos. Además, ese informe refleja que España es el segundo país de en el que más ha crecido la distancia entre rentas altas y bajas, sólo por detrás de Estonia, y entre 2007 y 2014 el salario medio español se desplomó un 22,2 %.

“Esta crisis ha hecho mucho daño -explica Francisco Pérez al respecto- la ‘brecha social’ ha aumentado y hemos constatado en nuestra sede un crecimiento muy importante del número de intervenciones que hacemos; con respecto a esa caída de los salarios, es lo que corrobora eso que antes comentaba de que ahora encontramos la nueva figura del trabajador pobre: mujeres y hombres que, a pesar de estar trabajando, no llegan a final de mes”.

Lara ratifica que “es verdad que la ‘brecha’ de la desigualdad es más marcada, y por eso los objetivos de todos los programas de Cruz Roja son la integración y la inclusión; de ahí que especialmente trabajemos por los niños que están en familias que sufren vulnerabilidad, para que desde abajo tengan las mismas oportunidades que el que en casa no tiene ninguno de estos problemas”.

Al hilo de esto, nos cuenta que “Cruz Roja ha atendido en la provincia -aún son datos provisionales, porque la Memoria de 2015 saldrá muy próximamente- casi a 8.000 personas en Intervención Social (exactamente, 7.689), y ésas son muchas personas con dificultades… la labor de Cruz Roja ha llegado también a 2.636 personas mayores, ¿nos damos cuenta de por lo que está pasando ese colectivo de personas mayores?¿cómo están haciendo de ‘red’ para toda su familia? Y Cruz Roja ahí también ayuda, porque sabe que una pensión no puede dar para tanto… Las dos palabras ‘mágicas’ para nosotros son ‘inclusión’ e ‘integración’, el intentar todo lo posible para que las personas que no llegan, no se desesperen y puedan llegar”.

Antes de despedirse de nosotros, Emilia aprovecha para pedir a toda la sociedad albaceteña “que el miércoles, 27 de enero, todo el mundo venga a vernos, que nos visite, para que nos sintamos apoyados y para que les demos las gracias… que nos conozcan, que nos quieran y que podamos tener la satisfacción de poder explicarles, mínimamente, este tipo de cosas que hacemos, y que ellos también sientan que la Cruz Roja es algo suyo”, concluye. Podrán hacerlo, por la mañana (de 10:00 a 13:30 horas) y por la tarde (entre las 16:00 y las 19:00 horas).

Les invitamos a visionar al completo esta entrevista con Emilia Lara (vicepresidenta de Cruz Roja en la provincia de Albacete) y Francisco Pérez (presidente local de Cruz Roja en la ciudad de Albacete). Pueden hacerlo, si lo desean, a través del vídeo que acompaña a este texto.