Para hablar de todo ello, visitan las instalaciones del Grupo Multimedia de Comunicación ‘La Cerca’:

“Las enfermedades NO tienen vacaciones, este verano también contamos contigo”. Con este lema, la Hermandad de Donantes de Sangre de Albacete pretende incidir en la importancia de continuar con las donaciones de sangre en el periodo estival.

Aunque durante estos meses el número de donaciones de sangre puedan verse disminuidos por los movimientos vacacionales, como señalan desde la Hermandad de Donantes de Sangre de Albacete, los albaceteños y albaceteñas “no se dejan las asignaturas pendientes, y acuden a donar antes de marcharse de vacaciones”.

Implicación de gran parte de la sociedad de Albacete

El altruismo y la solidaridad de los albaceteños y albaceteñas se ponen de manifiesto en cada uno de los actos y eventos que se organizan con este fin en la capital y en la provincia. De igual forma ocurre con la donación de sangre, destacando desde la Hermandad “el comportamiento ejemplar” del donante albaceteño gracias a lo que las reservas de sangre no se ven disminuidas en gran medida en periodos como el estival.

También destaca la solidaridad de empresas y particulares que, concienciados con la causa, no dudan en apoyar a la Hermandad de Donantes de Sangre siempre que pueden.

Un ejemplo de ello es la colaboración que por segundo año consecutivo “Panaria” vuelve a tener con la Hermandad. Mediante un convenio, los donantes de sangre dispondrán de una invitación para café, cortado, café con leche o infusión en “PANARIA ALBACETE”, tras efectuar su donación de sangre en el los meses de julio y agosto que será el tiempo que esté en vigor dicha campaña.

Además recordaban que la Hermandad de Donantes de Sangre está presente en los circuitos populares y las carreras BTT organizadas por la Diputación de Albacete con un arco de grandes dimensiones que pretende visibilizar y concienciar a corredores y deportistas sobre la importancia de este acto tan generoso que regala vida.

En dichas carreras, el deportista que alcanza la meta en la posición 71, recibe como trofeo una escultura de la Hermandad de Donantes de Sangre compuesta por una figura que simboliza una gota de sangre con vestimenta de deportista, que lleva en su camiseta dicho número que corresponde al año de nacimiento de la Hermandad de Albacete. Una figura realizada por la empresa albaceteña “Pripimar”, de , presidente de , asociación que también colabora con la causa permitiendo que la Hermandad visite el Parque Empresarial Campollano para que los trabajadores puedan realizar sus donaciones de sangre.

Objetivos: la fidelización del donante y el relevo generacional

Durante el programa, los contertulios se han referido a los “objetivos” que pretenden conseguir como la fidelización del donante y el relevo generacional.

El primero de ellos supondría que tener un mayor control clínico del donante, y el segundo objetivo corresponde a que desde la Hermandad observan que “el donante se está haciendo mayor”. Los representantes de la Hermandad de Donantes de Sangre de Albacete han animado a los jóvenes a continuar colaborando con esta causa pese a que tengan que marcharse a otras ciudades por motivo de estudios o trabajo. Aun así señalan que de los 1200 socios que cada año se hacen donantes de sangre, un porcentaje muy alto corresponde a jóvenes, muchos de ellos acuden desde los 18 años a donar sangre gracias a los valores que se inculcan desde el núcleo familiar, por lo que en este sentido, la cultura familiar es importante.

Requisitos y pasos para ser donante de sangre

También han recordado los requisitos médicos y legales para donar sangre, así como también el proceso, un acto sencillo e indoloro que dura menos de 10 minutos en el que se extrae aproximadamente unos 450 cc.

Pueden donar sangre todas las personas sanas con edades comprendidas entre los 18 y los 65 años con un peso superior a 50 kilos. Antes de cada donación, el donante deberá leer un cuestionario previo donde se informará sobre las causas de exclusión definitiva y temporal para la donación. Posteriormente, el donante pasará a reconocimiento médico y éste le considerará apto o no para la donación.