Como antesala a la tertulia de este nuevo capítulo de ‘Motivando Conciencias’ especial Cruz Roja, el director de La Cerca aprovecha para dar una ‘buena nueva’ precisamente al respecto de esta casa y de la propia Cruz Roja. Y es que Manuel Lozano ha explicado que desde la Presidencia de Cruz Roja Española se han puesto en contacto con La Cerca para iniciar los trámites oportunos para que el documental que esta casa elaboró sobre la (UES) de Cruz Roja Albacete (y que se proyectó el pasado 21 de junio por la tarde en la ) se presente a la próxima edición de los Premios Goya en la categoría de Documentales Humanitarios. “Una gran noticia no sólo para La Cerca, sino para todo Albacete”, tal y como subraya Lozano Serna.

“En el momento en que se mezcla mujer, talento y empresa… todo fluye”

Dicho esto, el programa ya entra en la tertulia, propiamente dicha, y el propio Francisco comienza contextualizando que estas Mesas de Diálogo “nacen en 2011 como iniciativa de Cruz Roja Española a nivel nacional para reunir empresarios en torno a una mesa para ver cómo pueden generarse sinergias de carácter positivo para facilitar el acceso al mercado de trabajo y la inserción laboral a las personas más vulnerables y usuarios de Cruz Roja para promover la eliminación de las barreras de acceso al mercado laboral a las mujeres”.

En este caso, sus protagonistas eran mujeres empresarias, con el objetivo de crear sinergias positivas para potenciar al talento femenino, dotar a las mujeres de herramientas que les faciliten el acceso al mercado de trabajo y encontrarles un espacio en él, así como crear lazos de colaboración entre ellas y Cruz Roja.

Francisco detalla que “el acto estuvo financiado por el Fondo Social Europeo y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha”, cuyos representantes animaron (asegura) a continuar realizando estos foros y pusieron en valor “las políticas en materia de igualdad que está poniendo en marcha la Junta de Comunidades y que, al fin y al cabo, son herramientas puestas al servicio de la sociedad”.

Elena fue la encargada de moderar esa Mesa el pasado jueves; una experiencia que afirma que le gustó mucho “porque en el momento en que se mezcla mujer, talento y empresa… todo fluye”. Según el esquema proporcionado por Cruz Roja, se preguntó a las asistentes qué mecanismos se les ocurrían para crear puentes entre ellas y sus empresas, y la propia Organización.

Jennifer asegura que, como empresarias, una de las principales barreras que encuentran es “la falta de ayuda para desarrollar proyectos”. Surge en la conversación el problema de la conciliación, especialmente acusado cuando hablamos de las mujeres; por ejemplo, nuestra propia invitada, asegura que si no ha sido madre aún es, entre otras cosas quizá, porque no ha tenido tiempo ni para planteárselo, algo que es muy probable que le suceda también a muchas otras mujeres al igual que le pasa a ella. En el caso de su campo de negocio, nos cuenta a partir de su propia experiencia que incluso muchas mujeres no pueden acudir a su academia a aprender idiomas porque la mayoría “no tiene tiempo”.

Alba afirma que “fue una experiencia bastante positiva y enriquecedora para todas porque cada una dio su punto de vista desde su ámbito laboral”.

“Hay que inculcar a los más jóvenes que hay posibilidades más allá que estudiar una carrera universitaria..”

Elena prosigue explicando algunos de los puntos a tratar a lo largo de esa Mesa de Diálogo, pasando por temas que abordaron, por ejemplo, formas de llegar a los más jóvenes, el abanico de las Redes Sociales, la recuperación de oficios tradicionales… Al hilo de esto, Jennifer explica que una de las conclusiones a las que llegaron fue a la de la necesidad de inculcar a los más jóvenes que hay posibilidades más allá que estudiar una carrera universitaria, por ejemplo, establecer un negocio propio y aprender un oficio (trabajos cada vez más demandados pero en los que cada vez hay menos profesionales disponibles).

Francisco recuerda que desde el Plan de Empleo de Cruz Roja hay itinerarios concretos, talleres de orientación y actividades de acceso al mercado de trabajo; son planes individualizados para cada usuario en lo que resultan fundamentales las aportaciones que llegan de las empresas que colaboran con Cruz Roja (caso de la Escuela Internacional Quijoteland).

“Habría que potenciar que hubiese más mujeres empresarias, potenciar su talento; Cruz Roja las dota de herramientas para ello porque eso hay que ponerlo a disposición de la sociedad y de las empresas”

“Desde el momento en que decides abrir una empresa, prácticamente todo son trabas; tienes que sacar los proyectos adelante poco a poco, mucho más despacio de lo que te gustaría… realmente eso hace que la gente no quiera emprender, y sería mucho más positivo para todos que no fuera así; en realidad, nos sentimos bastante solas…” dice sobre en el caso concreto de su empresa, de la que Alba también es socia, y que colabora con Cruz Roja ofreciendo cursos de español a personas extranjeras a lo que esto les abre importantes posibilidades laborales que de otra forma no llegarían.

“Habría que potenciar que hubiese más mujeres empresarias, potenciar su talento; Cruz Roja las dota de herramientas para ello porque eso hay que ponerlo a disposición de la sociedad y de las empresas”, señala Francisco; “la incorporación íntegra del talento femenino supondría un aumento de 156.000 millones de euros (un aumento del 14% del PIB)” añade, aludiendo alguno de los significativos datos que se expusieron en ese foro.

Elena cree que, en general, la gente no se anima tanto a emprender por cuestiones, sobre todo, relacionadas con la educación desde las primeras etapas formativas, porque no se les habla de esa posibilidad; da un paso más allá: “¿Cuánto talento habrá escondido, desperdiciado, oculto, en las zonas rurales…? Ahí hay que llegar o acabamos con ellas”, reflexiona, con un argumento que enseguida el resto de invitados recoge y valora positivamente, como una línea en la que trabajar con el fin de generar futuro y posibilidades (especialmente en esas zonas en las que no abundan las oportunidades).

Elena incide en la urgencia de “llegar a las zonas rurales, de fomentar la teleformación, el teletrabajo para que, de verdad, se pueda hablar de conciliación…”.

Interesantísimas reflexiones en las que, junto a muchas otras, pueden profundizar si lo desean visionando al completo el programa disponible en el vídeo que acompaña a este adelanto por escrito del mismo.