El voluntariado es, prácticamente, la razón de ser de Cruz Roja (cuyo compromiso, salido de su VIII Asamblea, se centra en el lema ‘Cada vez más cerca de las personas’). “Esta institución se fundamenta en el voluntariado para lograr ese objetivo de estar cada vez más cerca de las personas”, señala de inicio el presidente Local de la Organización, Francisco Pérez del Campo.

Es incalculable el valor que suponen estas miles de personas que, al margen de sus respectivas vidas personales, tienen tiempo para dedicarles a los demás, de manera altruista. “El hecho de tener esa predisposición de querer ayudar a otros, en sí ya es suficiente” explica Marina, que lleva siendo voluntaria casi un año en Cruz Roja Juventud en Albacete. “Quería aportar mi granito de arena, hacer algo por los demás, no sólo preocuparme por mí” comenta, asegurando que lo que la motiva es “ir cada viernes por la tarde y ver a los chicos y chicas tan ilusionados por participar en todo lo que hacemos”.

Arantxa Tornero asegura que todos tienen claro que “el mayor esfuerzo lo tenemos que invertir a todos aquellos que llegan a Cruz Roja a prestar su tiempo; tenemos que facilitar ‘la logística’ para que cuando los voluntarios y voluntarias vengan, se encuentren con todo lo necesario para desarrollar su importante labor”. Explica que quienes integran el voluntariado, tienen perfectamente claro qué es y cómo trabaja Cruz Roja Española, y que ejercen de ‘eslabón’ directo con la sociedad siendo, al final, “los que están moviendo la institución”.

En el caso de Tina, voluntaria en el colectivo de Mayores, nos habla de esas llamadas que, durante una hora, se encarga de realizar periódicamente a los usuarios de mayor edad de Cruz Roja, detectando así numerosos casos en los que el principal problema radica en la soledad. Situaciones de las que, en muchas ocasiones, son los propios vecinos y vecinas del entorno quienes alertan de esos problemas a Cruz Roja que, rápidamente, realiza un estudio de la persona mayor en cuestión para ofrecerle esa ‘compañía’ o los servicios que pueda necesitar (por ejemplo, tener a alguien que pueda acompañarla al médico).

“Se trabaja mucho también con el resto de entidades de Albacete porque, en este sentido, somos una ciudad muy solidaria y existen muchos colectivos trabajando en esto con los cuales es fundamental que nos coordinemos para que los recursos a emplear sean mucho más efectivos”, añade Arantxa.

“El sufrimiento tiene muchas formas, y esta institución tiene la vocación de aliviar el sufrimiento en todas sus formas”

Dentro de Cruz Roja Juventud se desarrollan distintos proyectos; en el caso de Marina, dedica su tiempo como voluntaria a un proyecto de ocio alternativo (que se desarrolla los viernes por la tarde en las instalaciones de la Organización en nuestra ciudad). Allí está pudiendo ser testigo de cómo chavales y chavales muy jóvenes están ya plenamente concienciados socialmente, por lo que asegura orgullosa y sonriente que “algo bien estaremos haciendo…”.

Explica que también acuden a institutos a ofrecer a la juventud charlas sobre multitud de temas en los que es fundamental informar y formarles, desde educación sexual a mecanismos de detección de ciberacoso o bulling, entre muchos otros problemas.

“El sufrimiento tiene muchas formas, y esta institución tiene la vocación de aliviar el sufrimiento en todas sus formas”, señala Pérez del Campo. Para ello, es clave la formación por la que pasan todos los voluntarios y voluntarias que prestan su tiempo a los demás a través de la Organización. “Es fundamental –señala Arantxa-; pasamos por una formación general sobre Cruz Roja y luego por una más específica que se relaciona directamente con el área en la que cada persona presta su tiempo como voluntario o voluntaria”.

“Cualquier persona puede hacer voluntariado –asegura Francisco-, tenga el tiempo que tenga, es compatible con toda situación personal o profesional de cada uno, porque es cuestión de adaptarse”. “Tú haces lo que buenamente puedes en el horario que dispongas; toda ayuda es buena, no hay que agobiarse pensando que no vamos a ayudar lo suficiente… si podemos una hora, una hora es buena”, explica Tina.

Dentro del ámbito en el que ella colabora, nos cuenta que, como novedad, en Cruz Roja Albacete ofrecen programas a mayores de 60 años como cursos de inglés con un profesor nativo; un ; el programa de buen trato a personas mayores… iniciativas formidablemente acogidas por los usuarios y usuarias y de las que nos hablan nuestros invitados.

“Cuando estás con una persona y la miras cara a cara, esa persona se transforma y tú también estás transformándote”

Marina asegura que siempre quiso ser voluntaria y que nunca se atrevía a materializar ese deseo, hasta que un buen día llegó, a través de una amiga. Nos habla de su experiencia desde entonces y es evidente, en su rostro y en sus palabras, que no se arrepiente en absoluto de la decisión que tomó: “Nosotros aportamos, pero lo que ser voluntario nos aporta a nosotros… creo que es mucho más; la verdad es que es una maravilla”, asegura.

Tina apuesta también por esa idea de que “se recibe más de lo que se da”, algo que comparten plenamente el resto de contertulios, tanto Arantxa como Francisco. “Cuando estás con una persona y la miras cara a cara, esa persona se transforma y tú también estás transformándote; la empatía es un papel fundamental en los voluntarios, quienes hacen voluntariado están transformando la sociedad, y cuesta muy poco hacer voluntariado, ayudar a los demás y acercarte a quienes lo necesitan; darnos cuenta de eso nos da fuerzas para seguir (con independencia de que, como es normal, cualquier persona tenga altibajos en su vida o determinados momentos en los que le es más o menos complicado ser voluntaria)”, subraya el presidente Local de Cruz Roja Albacete.

Tina no olvida tampoco la impotencia que explica que muchas veces sienten cuando se enfrentan a determinadas situaciones que sufren usuarios y usuarias de Cruz Roja. No obstante, los voluntarios y voluntarias deben tener muy claro (y hay una parte específica para ello en la formación que reciben) que no es posible llegar a todos los sitios ni ayudar a todo el mundo, y que no pueden dejarse abatir porque, abatidos, es complicado seguir ayudando a esos que les siguen necesitando.

“Para muchas personas simplemente es importantísimo que alguien se siente frente a ellas y las escuche, a veces tan sólo eso es lo que necesitan”, nos cuenta Tina. Todos y cada uno de los protagonistas de esta amena charla tienen en su cabeza y en su corazón algún momento especial fruto de su trabajo como voluntarios y voluntarias en Cruz Roja; anécdotas, todas especiales, que hablan del auténtico valor de esta labor, maravillosa, que encarnan y que hacen posible día tras día.

_** Si lo desean, les invitamos a disfrutar de todas estas experiencias y de sus explicaciones visionando al completo esta entrega del ‘Motivando Conciencias’ que La Cerca dedica periódicamente a Cruz Roja Albacete.**_