La normalización de la situación de los periodistas en el sector público ha centrado buena parte del debate de la que hoy celebra, en Albacete, la (FAPE), que ha aprobado por unanimidad tres propuestas de resolución relativas a este tema.

Exhortar y exigir a la , a las comunidades autónomas y a los ayuntamientos que se habiliten plazas de Empleo Público para profesionales del Periodismo, que estas se convoquen mediante ofertas públicas de empleo y que se exija la titulación en Periodismo, Comunicación o Comunicación Audiovisual para su desempeño, ha sido la resolución aprobada por la Asamblea a propuesta de la de . En base a esta misma proposición, la Federación también instará a las administraciones públicas a considerar la Comunicación como un servicio al ciudadano, a que sean más proactivas en este asunto y a que se cuide la calidad de la información que ofrecen.

La Federación emprenderá, según ha propuesto la Asociación de las Prensa de , las iniciativas administrativas y jurídicas necesarias para exigir la modificación de las bases de la convocatoria pública de empleo para periodistas que no incluya la obligatoriedad de tener el correspondiente título universitario. Así mismo, iniciará las oportunas acciones legales en caso de que la asociación federada afectada territorialmente por la oferta laboral así lo solicite.

Además, la Asociación de la Prensa de ha solicitado y obtenido el apoyo de la FAPE para la inclusión de la categoría de periodista o técnico de comunicación en la relación de puestos de trabajo de las administraciones públicas.

Respecto a otros asuntos, la complicada situación en que ejercen su trabajo los corresponsales y enviados especiales en zona de conflicto ha sido objeto de una propuesta de resolución presentada por la Asociación de la Prensa de y aprobada por la Asamblea. En base a ella, la Federación reivindicará a los grupos mediáticos y los editores que se faciliten a estos profesionales los medios necesarios para que puedan desempeñar su labor informativa, y al que estudie la posibilidad de ayudar económicamente a los periodistas que presenten proyectos informativos de interés, sobre todo aquellos relacionados con la cooperación al desarrollo.

De manera conjunta, las tres asociaciones extremeñas (de , y Mérida), en relación con el denominado MOJO (“Mobile Journalism”), han solicitado que la Junta Directiva de la FAPE estudie una postura común consensuada para determinar cómo debe materializarse la incorporación de las tecnologías digitales al trabajo diario de los periodistas, de forma compatible con sus derechos laborales.

Además, los asambleístas han decidido aprobar la propuesta de la Asociación de la Prensa de Oviedo para que el proyecto técnico que va a elaborarse para implantar la asignatura de Periodismo en la ESO, una reiterada reivindicación de la FAPE, recoja expresamente que los profesores que deben impartir esta materia sean titulados en Periodismo o Comunicación Audiovisual.

La se ha celebrando a lo largo de este sábado, 6 de abril, en Albacete. En ella participan un centenar de periodistas en representación de 41 asociaciones federadas y 6 vinculadas de entre las que conforman la Federación.

La FAPE es la primera asociación profesional de periodistas de España con 49 asociaciones federadas y 18 vinculadas que en conjunto representan a más de 19.000 asociados. Adscrita a la (FIP).