De esta forma lo ha manifestado el presidente castellano-manchego durante la inauguración, este martes, de la exposición ‘Burgos, Tierra de Orígenes’, impulsada por la ‘Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021’ para promocionar esta efeméride, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Un acto que ha tenido lugar en en la capital belga y en el que han participado también el presidente de esta institución europea, ; los presidentes del y del , y , respectivamente; y el presidente de la Junta de Castilla y , , entre otros.

Durante su intervención, el presidente ha comprometido el impulso de su Ejecutivo en la conmemoración de los 800 años “de la magnífica catedral de Burgos”, una colaboración “que no haremos de cualquier manera, sino trayendo esta exposición a mi tierra, hermanándola de una manera o de otra, y también aportando una magnífica exposición sobre la historia de la cerámica de Talavera de la Reina”.

La muestra que se ha inaugurado este martes en la capital belga, donde podrá verse hasta el próximo día 21 de marzo, llegará en septiembre al toledano Museo de , donde permanecerá hasta la primavera de 2020, y en ella se mostrarán algunos de los más importantes hitos de la historia de Burgos.

Además, a partir del mes de abril, el espacio Fórum Evolución de la capital burgalesa acogerá la muestra ‘Atempora, 6.000 años de cerámica en Castilla-La Mancha’, que esta misma semana alcanzará las 100.000 visitas en la Ciudad de la Cerámica, donde se expone actualmente.

El jefe del Ejecutivo castellano-manchego ha valorado igualmente que “el mejor futuro de un país como España está en su mejor pasado” y ha puesto el acento en la necesidad de recorrer “un camino inmenso” para hacer de la cultura “una auténtica industria”, teniendo en cuenta “los importantes nichos de crecimiento y empleo de la economía de un país como España, que es un museo al aire libre dentro de un continente que es también un museo inmenso”.

Finalmente, se ha referido al hecho de que estamos celebrando 800 años de una catedral en una Europa con países que no llegan a los cincuenta años de vida, y ha defendido que lo viejo no debe ser denostado por el mero hecho de serlo. “Es imposible desconocer que lo que sostiene un árbol no es el tronco, sino sus raíces, y sería muy absurdo para un país como el nuestro y para un continente como Europa desconocer que nuestra fuerza está realmente en nuestras raíces”, ha apostillado.