Este viernes, 29 de noviembre, en el restaurante Álvarez de Albacete, ha tenido lugar un emocionante, sincero y cariñoso homenaje al maestro Sebastián Cortés.

Han sido muchos los alumnos que han salido de la Escuela Taurina de Albacete, y a quien Sebastián Cortés formó durante los más de 30 años dirigiendo la misma, que no han querido perderse este gran homenaje que la afición de Albacete ha rendido a su Maestro.

También han sido muchos los compañeros de profesión de Sebastián Cortés, durante su etapa en activo, que han arropado al torero gitano en un día en que han aflorado muchos sentimientos.

La familia del Maestro al completo, que ha estado con él durante el homenaje, ha sentido el calor, cariño y respeto que la ciudad de Albacete profesa a Sebastián Cortés. Se ha podido ver a su hermano “Manuel de Paz” visiblemente emocionado y totalmente “entregado” en el homenaje a su hermano, así como los hijos e hijas del Maestro, entre ellos el también matador de toros Antón Cortés que, por cierto, reaparecerá en breve en México. Manuel Amador, tío de Sebastián Cortés, tampoco ha querido faltar a la cita.

El Jurado de los Premios Samueles ha tenido una importante representación en dicho homenaje, entregándole al maestro Cortés una placa conmemorativa.

Todos los presentes han agradecido al maestro Sebastián Cortés por tanto como ha aportado a la Tauromaquia de Albacete, de España y del mundo, coincidiendo que “es un grande como torero pero lo es mucho más como persona. Un ser humano lleno de valores, con un gran y puro corazón”.

Un gran acto lleno de emoción y cariño, magníficamente presentado por el cronista taurino Pedro Belmonte, que ha hecho durante su presentación del Maestro un gran recorrido de la vida y trayectoria de Sebastián Cortés, tanto profesional como personal.

Es de agradecer la presencia del alcalde de Albacete, Vicente Casañ, que ha elogiado la figura profesional y personal de Sebastián Cortés, resaltando su aportación a los valores que representa la Tauromaquia.

Casañ ha valorado la trayectoria de Sebastián Cortés como matador de toros desde 1975, año en el que se presentó en Las Ventas, tomando después la alternativa en Alicante, al tiempo que le ha agradecido que haya conducido por buen camino la Escuela Taurina de la ciudad durante 33 años, hasta que cedió el testigo a Antonio Rojas.

El Alcalde de Albacete ha manifestado su apoyo a la Escuela Taurina de Albacete, insistiendo y comprometiéndose en que velará porque los valores que representa vayan cada día a más.

Se ha echado en falta, en este acto al maestro Sebastián Cortés, la representación de la actual dirección de la Escuela Taurina de Albacete.

Fundamental, en que se haya podido celebrar este acto de homenaje a Sebastián Cortés, ha sido la entrega altruista e incondicional del también torero y amigo personal del Maestro gitano, Javier Esperanza, que se ha volcado en su gestión y, sin la menor duda, ha sido la piedra angular que ha hecho posible este gran y entrañable homenaje a Sebastián Cortés.

ÁLBUM DE FOTOS